Gastronomía
Suscríbete por 1€

La leche merengada del Café de Levante, con más historia que la Coca Cola

Es su producto estrella, que se sirve desde 1895, y comparte con el popular refresco el detalle de tener un ingrediente secreto.

Óscar Blázquez, sirviendo la leche merengada en el Café de Levante
Óscar Blázquez, sirviendo la leche merengada en el Café de Levante
Alejandro Toquero

“La fórmula de nuestra leche merengada es más antigua que la de la Coca Cola”. El que así opina es Óscar Blázquez, que representa a la cuarta generación de propietarios del Café de Levante de Zaragoza (c/ de Almagro, 4). Su bisabuelo, Agustín Charles, fue quien lo abrió en 1895 en el mismo local donde regentaba una tienda de ultramarinos.

“La tradición de la leche merengada y de otros granizados, además de la horchata, empezó con él; era muy innovador y miraba mucho hacia el Mediterráneo”. En cualquier caso, Óscar comenta que el nombre se lo puso por la ubicación del café, ya que “en la puerta del Carmen es donde comenzaba la carretera de Valencia”.

La leche merengada del Café de Levante comparte con el afamado refresco un detalle singular: el secreto de alguno de sus ingredientes. “La fórmula la creó mi bisabuelo y desde hace casi 130 años seguimos utilizando la misma; es el secreto mejor guardado de la familia”, cuenta Óscar Blázquez.

La fórmula de esta receta es la misma desde hace casi 130 años.
La fórmula de esta receta es la misma desde hace casi 130 años.
Alejandro Toquero

Al margen de este ingrediente especial, la clave, a su juicio, es utilizar materias primas de calidad. “Por supuesto, la base principal es la leche, y si es fresca como la que empleamos nosotros, mejor”. Para su elaboración, la hierven con canela en rama, incorporan el producto secreto, el azúcar y transforman el líquido resultante en un granizado.

Habitualmente, se suele ver la leche merengada en distintas versiones –batido, helado cremoso, granizado…–, pero el propietario del Café de Levante tiene claro que esta última es la correcta. “Suele haber confusión, porque sobre todo en la costa se denomina así a una bebida que lleva leche y una bola de helado flotando por encima”.

Óscar Blázquez, en la terraza del Café de Levante.
Óscar Blázquez, en la terraza del Café de Levante.
Alejandro Toquero

En este histórico local es su producto estrella, el que más venden. Frente a la irrupción de ´smoothies`, batidos verdes y otras elaboraciones similares que están tan de moda, la leche merengada parece una alternativa refrescante, pero para un segmento de público mayor. Óscar Blázquez, sin embargo, lo desmiente: “Te asombraría comprobar la de gente joven que la pide y, sobre todo, tenemos muchos clientes latinoamericanos, que les encanta”.

Tanto éxito tiene que hasta hace unos años era un producto de temporada, para la época estival, “pero la clientela nos la reclamaba también en invierno, así que la tenemos fija en la carta”.

La leche merengada se sirve con canela por encima y con un barquillo.
La leche merengada se sirve con canela por encima y con un barquillo.
Alejandro Toquero

Además, no se han quedado anclados en el pasado y la han hecho evolucionar. “A veces la ofrecemos con una bola de helado de distintos sabores por encima y, en invierno, ponemos una base de chocolate caliente y luego la leche merengada”. Un templadito, se llama.

No hay más que acercarse un rato al Café de Levante y observar las peticiones de la clientela para comprobar que de cada diez servicios, cinco al menos son del popular granizado y alguno menos de horchata, “pero también se vende bastante”.

Otro detalle que suma es el de la presentación, que está muy cuidada. Se sirve en un vaso alto y se pone un poco de canela por encima. Y como acompañamiento, un barquillo. “Son cosas que los clientes valoran mucho”, concluye Óscar Blázquez. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión