Gastronomía
Suscríbete por 1€

Nusa Dua, la terraza de Delicias donde pasan cosas mágicas

La Guía Repsol le ha concedido un Solete por su combinación de música, cócteles y ambientación como si fuera un rincón de Bali.

La música en directo está muy vinculada a la terraza Nusa Dua.
La música en directo está muy vinculada a la terraza Nusa Dua.
Francisco Sánchez

Nusa Dua Terraza (c/ de Rioja) fue uno de los primeros quioscos que se reformaron y abrieron sus puertas al público tras la remodelación de estos espacios que emprendió el Ayuntamiento de Zaragoza. Está en el corazón del parque Castillo Palomar, en Delicias, y desde que empezó a funcionar en abril del año pasado “no han dejado de suceder cosas mágicas a su alrededor”.

La que así opina es Sandra Bona, la portavoz de tres generaciones de una misma familia que transformó la gestión de este quiosco en un proyecto de vida en plena pandemia. “Siempre he vivido al lado del parque, que es donde jugaba desde niña, así que le tengo mucho cariño”, comenta.

Hace tres años, en la empresa donde trabajaba, Sandra dejó caer un día el comentario de la ilusión que le haría gestionarlo, “pero algunos compañeros me quitaron las ganas al decirme que estas licitaciones suelen salir cada 20 años”.

Sin embargo, el milagro se obró en 2020, en plena pandemia, al decidir el Ayuntamiento afrontar la modernización de estos espacios. “Se implicó toda la familia y creo que tuvimos suerte porque no hubo muchas ofertas al estar todavía en un momento de gran incertidumbre”, prosigue. El caso es que, al final, “sonó la flauta”.

La reforma fue grande, “pero todos pusimos nuestro granito de arena”. Lo mismo sucedió con el nombre, que propusieron un hermano y un hijo de Sandra. “En un viaje a Bali se quedaron prendados de los paisajes de la isla Nusa Dua; sometimos el nombre a votación, pero no solo de la familia, sino de todos nuestros seguidores y vecinos de Delicias que quisieron participar a través de una aplicación, y fue el más valorado”.

El quiosco está en la parte más alta del parque Castillo Palomar.
El quiosco está en la parte más alta del parque Castillo Palomar.
Francisco Sánchez

La música también tenía que estar muy presente en el nuevo quiosco. Unos cuantos familiares de Sandra viven de ella, así que en el quiosco se ha creado un rincón donde de forma permanente hay una batería, un piano, el equipo de sonido y otros instrumentos. “De cara al fin de semana siempre hay alguna actuación programada, de profesionales pero también de gente que empieza; es un rincón abierto a la improvisación, incluso de clientes que en un momento dado se animan a tocar el piano”, destaca Sandra.

Los conciertos empiezan pronto –entre las 20 y las 20.30–, “para no molestar a los vecinos”. Algo parecido sucede con la hora de cierre. “Podríamos estar hasta la 1.30 de la madrugada, pero habitualmente cerramos a medianoche; nuestra intención es que haya una buena convivencia”.

La terraza exterior de Nusa Dua siempre está muy ambientada.
La terraza exterior de Nusa Dua siempre está muy ambientada.
Francisco Sánchez

Hay más detalles que marcan la diferencia en esta terraza. A la hora de diseñar la carta, por ejemplo, se ofrecen capuccinos especiales de brownie, palomitas, o donut. También tienen gran protagonismo los cócteles, con varias versiones de mojitos con y sin alcohol. Granizados, tés fríos, frappés especiales y smoothies completan el muestrario de productos que hacen que la estancia en Nusa Dua sea muy especial. “Hay clientes que no se pueden ir de vacaciones y nos dicen que es como si estuvieran en la playa”, cuenta Sandra Bona.

La carta de comida es sencilla y a unos precios muy ajustados. Se ofrecen raciones clásicas de picoteo como patatas bravas, croquetas o nachos, bocadillos, tablas de curados y quesos, pizzas y varios postres.

La música en directo atrae a muchas personas.
La música en directo atrae a muchas personas.
Francisco Sánchez

La terraza exterior es grande. Hasta 40 mesas se pueden poner y dentro del quiosco caben 56 personas. Lo normal es que los dos espacios estén abiertos y comunicados. “Estamos en la zona más alta del parque, y aunque cuando hace mucho calor es difícil encontrar alivio en algún sitio, aquí siempre corre el aire y se está muy bien”, asegura la dueña.

Sandra y su hijo están muy contentos de la buena acogida de la terraza.
Sandra y su hijo están muy contentos de la buena acogida de la terraza.
Francisco Sánchez

Esta suma de detalles es la que seguramente ha hecho que la Guía Repsol se haya fijado en Nusa Dua para concederle un Solete que certifica que, a su juicio, es una de las mejores terrazas de Zaragoza. Sandra recibió hace unos días un paquete de esta compañía en el que se le comunicaba la buena noticia y ella pensó que era publicidad. “Lo tiré a la basura –comenta entre risas–, y cuando al día siguiente me empezaron a felicitar en redes sociales por el reconocimiento no me lo podía creer”. Llamó enseguida y se lo volvieron a mandar, así que el Solete ya luce radiante en uno de los rincones más visibles del quiosco.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión