Gastronomía
Suscríbete por 1€

Gastronomía

infancia

Pantera Rosa, Tigretón, Bony, Chupa Chups y Phoskitos en forma de helado

Los pastelitos que hicieron las delicias de los niños más lamineros de hace unas décadas, ahora también en tarrina.

Helados con sabor a infancia.
Helados con sabor a infancia.
HA

Las meriendas de los niños nacidos en los 80 y 90 iban del bocadillo de chorizo a pastelitos como la Pantera Rosa, el Bony, el Bollycao o el Tigretón. Esos niños de entonces lucen unos 40 o 30 años ahora y cuando llega a su boca vuelven a los días de juegos. Estos dulces continúan en los lineales de los supermercados y ahora también se pueden encontrar en formato helado.

En el de Pantera Rosa se identifica crujiente, con sabor a nata y, además, trocitos de cobertura del pastelito. El helado de Bollycao tiene una base de bollo con crema de cacao y avellana y cuenta con una cobertura crujiente de cacao. Los más nostálgicos también pueden probar el de Trigretón, con su característico toque a albaricoque, suave crema de nata, virutas de cacao y trocitos de auténtico Tigretón. Sin salir de la selva, se pasa del tigre al gorila, a un gorila llamado Bony. La opción helada de este pastelito cuenta con una capa de cacao crujiente, relleno de crema sabor a fresa, virutas de cacao, crema y trocitos de Bony.

Helados de Pantera Rosa, Bollycao, Tigretón y Bony.
Helados de Pantera Rosa, Bollycao, Tigretón y Bony.
HA

A la lista se suman el de Donuts, que se encuentra en varios formatos, tanto con palo como en tarrina, además de con chocolate o solo con azúcar. Contienen trozos de las famosas rosquillas, por lo que está más conseguido. Este sabor también ha llegado a heladerías artesanas. Otra variante es el de Donettes, con un gusto que se asemeja al de los Donuts clásicos.

Helados de Donuts y Donettes.
Helados de Donuts y Donettes.
HA

Los más chocolateros pueden optar por el helado de Phoskitos, que guardan cierta similitud con el pastelito, al que se le ha incorporado un palo para facilitar su consumo. En el de Kit Kat, pese a todo pronóstico, no sabe tanto a las populares chocolatinas, ya que se aprecia como un helado de vainilla y chocolate con crujientes trocitos.

Helados de Phoskitos y Kit Kat.
Helados de Phoskitos y Kit Kat.
HA

Sin dejar el cacao, llega el de Conguitos. Los cacahuetes tostados bañados en chocolate y caramelo están camuflados en un sabroso helado de vainilla. Otros hijos de los zaragozanos Chocolates Lacasa son los Lacasitos, que obviamente también tienen su helado.

Helados de Lacasitos y de Conguitos.
Helados de Lacasitos y de Conguitos.
HA

Otro de los clásicos en muchas casas es el Toblerone o las galletas Oreo, que también dan el salto de la despensa al congelador. La marca de chocolate Suizo, Toblerone, que cuenta con más de un siglo de historia, ya estaba presente en los postres de verano en forma de polo y ahora lo hace en tarrina. En esta propuesta cremosa también encontramos más de un trocito de chocolate con leche, nougat de miel y almendra. Sobre el de Oreo, posiblemente ya se haya probado en alguna heladería artesana, pero ahora también se encuentra en el supermercado. Leche desnatada y galletas trituradas son sus principales ingredientes. A todos ellos se suma el de Chupa Chups, en este caso la versión de nata y fresa.

Helados de Toblerone, Oreo y Chupa Chups.
Helados de Toblerone, Oreo y Chupa Chups.
HA

Estos solo son algunos ejemplos de las creaciones de La Menorquina, de La Ibense con Bimbo y Nestlé que tienen un coste de 5 a 6 euros, en función del sabor, y que son muy calóricos. Eso sí, cuando se prueban se puede regresar a los años de la infancia, a pesar de que se peinen canas o las patas de gallo pinten la cara.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión