Gastronomía
Suscríbete por 1€

Gastronomía

con mucho gusto

Marisol Aznar: "A quien cocina hay que darle las gracias"

La actriz es una apasionada de los platos de cuchara y de los productos de Aragón.

Marisol Aznar, de tapeo en el bar Antoñito's, en la avenida de Cataluña.
Marisol Aznar, de tapeo en el bar Antoñito's, en la avenida de Cataluña.
Guillermo Mestre

La actriz Marisol Aznar pasa mucho tiempo junto a sus compañeros Jorge Asín y Samuel Zapatero preparando los guiones de ‘Oregón TV’. Bastantes más horas que, por ejemplo, grabando en el plató. Y en cuanto hay un descanso, reconoce que "enseguida aparece comida por algún sitio, y algo parecido sucede cuando estamos grabando o vamos de bolos".

Marisol tiene claro que esos momentos gastronómicos "son magníficos para estrechar lazos más allá del trabajo". Por eso, tal vez, le resulta tan difícil hacer régimen y dejar de comer, "porque entonces es como si dejara de vivir". Ella tiene claro que fue Visi, su madre, la que le inculcó el amor por los fogones. "Hoy ya no puede cocinar y me da mucha pena no seguir probando sus platos". Pero está convencida de que ha heredado su mano y que el cocido, las lentejas y las albóndigas con salsa de almendras "son recetas que preparo casi, casi, como mi madre".

La actriz Marisol Aznar, conocida entre otras cosas por el programa 'Oregón TV, nos invita a uno de sus restaurantes preferidos, Antoñito´s, donde nos preparan un solomillo al whisky mientras charlamos con ella de gastronomía.

Tanta pasión siente por los platos de cuchara, que ante la tesitura de elegir un menú con el que agasajar a unos amigos o a la familia, se decanta por "una sopa con fundamento con sus garbanzos y el acompañamiento de la carne del cocido con tomate; claro que podría preparar algo más sofisticado, pero la alegría de comer un buen cocido me parece maravillosa".

Esa misma importancia que le da al tiempo invertido en la cocina y disfrutado a la mesa, la comparte con su pareja, David Angulo. "A los dos nos gusta y es algo que hemos transmitido a nuestras hijas Inés y Laura". "Tienen un paladar bastante ‘gourmet’, son muy disfrutonas; de entrada, prueban de todo y luego ya opinan sobre lo que les apetece o no".

Igual que su madre hizo con ella, Marisol intenta inculcar a sus hijas la pasión por cocinar y que entiendan que no es un tiempo perdido. "Me encanta la expresión que decía la abuela de David: 'Esto está contemplao', para trasladar la emoción y el cariño que le has puesto a una receta a la que has dedicado tiempo". Por eso cree que, a quien cocina, "hay que darle las gracias; yo lo hago siempre que voy a comer a casa de alguien".

"Me encanta la expresión que decía la abuela de David: 'Esto está contemplao', para trasladar la emoción y el cariño que le has puesto a una receta a la que has dedicado tiempo" 

Esta sensación de cercanía y de amor por los fogones la traslada también al momento de la compra, que intenta hacerla en el mercado y en las tiendas del barrio de Jesús, donde vive. "Me gusta hablar con el frutero o el carnicero, que me aconsejen productos o cómo hacer un plato con algún ingrediente".

Algo parecido sucede con los alimentos de Aragón. No solo los utiliza en su vida privada, sino también en el programa ‘Oregón TV’. "En muchos ‘sketches’, sobre todo del personaje de ET, como se hace un repaso de nuestra vida, salen nombrados productos como el ternasco de Aragón, la cebolla de Fuentes o la longaniza de Graus".

Podrían quedarse simplemente en citar el nombre, pero no, "tenemos claro que al jamón hay que ponerle apellido de Teruel porque es algo de lo que podemos presumir". Esto se hace especialmente evidente en la reinterpretación de las letras de muchas canciones de los musicales, que tan buena acogida tienen.

A Marisol Aznar le gusta hacer vida de barrio y siendo muy aragonesa como es también pone el foco en otras partes de España y del mundo. Por eso, tal vez, ha elegido el bar Antoñito’s (avda. de Cataluña, 15), donde su dueño, Antoñito el sevillano, es la alegría personificada. "Da gusto cuando entras por la mañana a tomar un café y te recibe con ese buen humor". De su amplia carta le encantan el solomillo al whisky y las tortitas de camarón, y a sus hijas, los flamenquines. Muy cerca de su casa está el restaurante Gente Rara, que también ha tenido la oportunidad de disfrutar. "Y qué decir de las croquetas de vinagrillos del bar Fausto, o de Casa Paricio".

La lista con la que ha llegado a la entrevista es más amplia, pero lo mejor de todo, concluye, "son todos los sitios a los que todavía no he ido y que me gustaría conocer".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión