Gastronomía
Suscríbete por 1€

Gastronomía

gastronomía

Tiempo de barbacoas: ideas de regalo para un auténtico loco de la parrilla

Si convive con un loco de la cocina a la brasa o se identifica con esa definición, esta selección de presentes le será muy útil.

El termómetro es un impresicindible para cualquiera que vaya más allá del vuelta y vuelta.
El termómetro es un impresicindible para cualquiera que vaya más allá del vuelta y vuelta.
Freepik

Ha llegado el calor y, con él, la temporada de parrilladas. El fuego es, para su legión de fans, el mejor aliado para celebrar una reunión social... pero sobre todo para cocinar. La barbacoa es uno de esos mundillos gastronómicos casi inabarcables, con prácticas que cambian de país en país -ahí están los pozos en los que cocinar a fuego lento o los barriles texanos- y aparatos que pueden mejorar la experiencia de los más ‘brasas’.

En los últimos años se han popularizado una serie de herramientas que bien pueden regalarse a un entusiasta de la parrilla para ayudarle a ser el más purista frente al fuego. Algunos de estos aparatos tienen precios bastante ajustados, como los termómetros con los que medir la temperatura interna de la pieza y controlar que no nos pasamos de frenada. Los venden desde los 10 euros.

Tampoco son caros los guantes ignífugos (unos 5 euros), que permiten trabajar con altas temperaturas sin tener que apartar las manos cada dos segundos, los pinceles con los que barnizar las grandes piezas con la salsa adecuada (apenas un par de euros en cualquier tienda online) y hasta un soporte para asar los pollos con un toque especial. ¿Otros caprichos? Puedes hacer muy feliz a cualquier rey de la barbacoa con un soplador eléctrico (20 euros) que jubile el fuelle y permita un tiro de aire constante con el que mantener vivas las llamas. Una opción más cara (a partir de 50 euros) la encontramos en un asador giratorio con el que dar vueltas y vueltas a una gran pieza entera, como un cochino o un cordero.

Ideas para todos los bolsillos

Una chimenea encendedora y un ahumador vertical.
Una chimenea encendedora y un ahumador vertical.
Freepik

Otra barbacoa para los asados a fuego lento. Como suele decirse, esto sería café para los muy cafeteros. Pero, si el espacio no escasea, una opción interesante es adquirir una segunda barbacoa, en este caso pensada para ahumar. Estos aparatos, que en su gama más baja no superan los 100 euros, permiten mantener la combustión durante horas. Son perfectos para los asados a fuego lento.

Una chimenea para acelerar el encendido. Las mayores frustraciones frente a la barbacoa llegan al principio, a la hora de encender el fuego. Si la madera está húmeda o el carbón no es de buena calidad, la llama tardará en aparecer y alcanzar la dimensión necesaria. Para evitar este problema se inventaron las chimeneas de encendido, que concentran el calor en un recipiente tubular y con varios tiros de aire. Se suelen llenar con briquetas de encendido rápido y carbón vegetal, que prenden rápidamente para empezar con el lento proceso de consumo. Una vez logrado, lo aconsejable es volcar el contenido sobre una pequeña cantidad de madera y, después, ir añadiendo carbón en función de las necesidades. Se venden a partir de 10 euros.

Ahumar cuando la parrilla no está cubierta. Cuando contamos con una parrilla clásica, no tenemos, a priori, la posibilidad de ahumar alimentos. Para eso se inventaron las cajas de metal perforado, donde se introducen las maderas de cerezo, naranjo... que aportan nuevos olores. Por solo 10 euros.

Un asador con motor para que las piezas giren sobre las brasas.
Un asador con motor para que las piezas giren sobre las brasas.
Freepik

Para que las grandes piezas giren y giren. Cuestan, como poco, 50 euros, pero los asadores giratorios, al estilo de las ‘rostisseries’, son un regalo excepcional para cualquiera que ande buscando nuevas experiencias frente al fuego. Funcionan con electricidad y requieren de una temperatura más o menos constante, pero sobre todo de tiempo suficiente como para que las grandes piezas -desde un lechón hasta un cordero- o uno o dos pollos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión