Gastronomía
Suscríbete por 1€

Gastronomía

vinos

El carácter de los suelos de Bespén brota en los vinos de Luis Oliván

El elaborador embotella apenas 2.000 unidades del Garnacha Las Pilas 2020 y 1.200 del Clarete 2021.

Luis Oliván Garnacha Las Pilas 2020 (izquierda) es uno de los vinos que actualmente está en el mercado.
Luis Oliván Garnacha Las Pilas 2020 (izquierda) es uno de los vinos que actualmente está en el mercado.
E.G. M.

A Luis Oliván, productor oscense, le gusta resaltar la tradición de Bespén en el sector vitivinícola:«En el imaginario colectivo de la provincia, el buen vino se hacía aquí ya que la composición de los suelos favorece la producción de unos vinos «finos». Un carácter que, defiende, brota sobre todo en los tintos que embotella desde 2019, cuando se lanzó a elaborar tras varias décadas en el ámbito de la comercialización.

Ahora mismo tiene en stock dos vinos:Garnacha Bespén 2020 ‘Las Pilas’ (así se llama la finca del municipio donde se cultivan) y Clarete 2021, un rosado joven elaborado con variedades locales de uvas blancas, sobre todo, y tintas.

El Luis Oliván Garnacha Las Pilas 2020 es un fiel reflejo de los suelos de esta parcela, «una buena parte de arenas que vienen de la degradación y de la erosión de la piedra arenisca presente en este área». «Este sustraro aporta a los vinos mas finura, menor carga tánica y más acidez», cuenta el elaborador. En nariz, el vino sugiere arándanos, flores azules y un fondo tostado de su paso por barricas usadas de 600 litros. En boca tiene una paso grácil y sedoso, taninos ligeros y mucha fruta. «Por su delicadeza y acidez armonizará muy bien con pescados azules grasos y también con alimentos ricos en gelatinas como los callos, el cochinillo o el ternasco», afirma Oliván. El precio en tienda de cada una de las 3.000 unidades embotelladas es de 14 euros.

En el Luis Oliván Clarete 2021 nos encontramos un bonito color rosa subido. En nariz aparecen notas de melocotón blanco y cítricos como el pomelo que ya nos adelanta lo que vamos en encontrar en la boca: un vino muy fresco, largo, sápido, mineral y en donde las frutas ácidas están por encima. «Su volumen alcohólico moderado (12 grados) acrencenta la sensación fluida y nada pesada», afirma Oliván.

Este estilo de vinos, asevera el productor, «casa muy bien con esas comidad mas dificles de armonizar, como los vegetales o los alimentos picantes». Su precio en una tienda es de 11 euros y solo hay una remesa de 1.200 botellas.

La primera vendimia que acometió el productor fue la correspondiente al año 2018, para lanzar sus primeros vinos al mercado un año después, en la recta final de 2019. Para la elaboración de las referencias cuenta con la colaboración de Bodegas Lasierra, también en Bespén, que cuenta con el espacio y los materiales necesarios.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión