Gastronomía
Suscríbete por 1€

Comer y comprar en el mismo local, una tendencia al alza en Zaragoza

Establecimientos como La Despensa de Montal, Mercado y Vermú, Oisi o Del Fico ofrecen este modelo alrededor de productos seleccionados.

La Despensa de Montal
La Despensa de Montal
A. T.

La hostelería se pone al día con fórmulas de negocio que en algún caso no son tan nuevas, pero que al replicarse crean moda o tendencia. Es el caso de los  establecimientos donde, por describirlo de una forma somera, se pueden consumir y comprar los mismos productos.

No son bares, cafeterías o tiendas al uso. En la mayoría de los casos están especializados, cuidan mucho los detalles y cuentan con una clientela fiel. En Zaragoza se puede hacer una buena ruta.

1. La despensa de Montal

Montal (c/ Torre Nueva, 29) tiene 103 años de trayectoria. Tras la última reforma, sus propietarios integraron la tienda tradicional de ultramarinos con una zona de degustación de sus productos históricos al tiempo que abrían una amplia terraza. Así nació en 2016 La Despensa de Montal.

En este espacio ofrecen una pequeña carta donde aparecen muchos de los productos de la tienda, pero si uno desea consumir una conserva determinada o un lingote de foie lo puede hacer. Se cobra un pequeño suplemento de emplatado o servicio y listo. En La Despensa hay 15 mesas en el interior y 23 en la terraza.

 

Mercado y Vermú
Mercado y Vermú
A. T.

2. Mercado y Vermú

Gonzalo Cortés explica que Mercado y Vermú (c/ Pedro María Ric, 25 y Zurita, 12) nació como una réplica de establecimientos ubicados en los mercados tradicionales de Madrid o Barcelona, donde se consumen productos que se venden allí. “Lo intentamos en el Mercado París pero no fue posible y en el Central, entre las obras y que la propuesta al final fue por otros derroteros, tampoco”, comenta Gonzalo.

Así es que abrieron su primer negocio en la calle Pedro María Ric y el segundo en Zurita. “Nuestra especialidad es el vermú alrededor de todo tipo de conservas y platos preparados como la ensaladilla rusa con salsa de piparras”, prosigue. Además, se puede elegir entre más de 30 vermús diferentes y su apuesta es clara por el producto artesano y de proximidad. También hay una pequeña panadería.

Oisi
Oisi
A. T.

3. Oisi

Oisi Don Gourmet (Camino del Pilón, 80. Miralbueno) abrió durante la pandemia como tienda de alimentación aprovechando la experiencia de su propietario, Antonio Martínez, en la distribución de pescados y mariscos. Luego solicitó licencia de cafetería y tiene una terraza con 16 veladores.

A día de hoy, casi todos los productos de la tienda se pueden consumir en el exterior. En la carta hay 250 referencias. Oisi no tiene cocina, pero cuenta con dos hornos que se utilizan para regenerar o calentar los productos envasados o que se descongelan –es el caso, sobre todo, del marisco–, con un sistema que permite tenerlo listo en 15 o 20 minutos.

Al horno se pueden degustar elaboraciones como pulpo con patatas, gambas de Huelva a la sal, carabineros, mojama de atún, centollos gratinados o costillar de ternera. Al precio de venta en tienda se añade un sobrecoste de preparación de dos euros.

Del Fico
Del Fico
A. T.

4. Del Fico

En el gastrobar Del Fico (Paseo de Calanda, 49), bar y charcutería prácticamente son una prolongación. No es que haya dos barras. Es que casi se puede decir que es la misma dando continuidad a los dos negocios para fundirse en un único establecimiento. Todos los productos –embutidos, jamón, quesos, patés, ahumados...– que Aina Bachiller y Fran Romero ofrecen en la tienda, a los que bien podría ponerse la etiqueta de gourmet, se pueden degustar en la zona de bar.

De la carta gastronómica casi todo de la charcutería. Se cuida mucho la presentación de las tablas de embutidos ibéricos, cecina, quesos o jamón ibérico, que se corta a cuchillo. También las hay especiales de paté y mixtas con quesos.

Vinopremier
Vinopremier
A. T.

5. Vinopremier

La principal carta de presentación de Vinopremier (c/ Jerónimo Zurita, 3) son los alrededor de 15 vinos que ofrece por copas y que cambian todos los meses. Por supuesto, se pueden comprar en el establecimiento.

Un detalle que se agradece es la sensación de amplitud del local. Está dividido en dos plantas de más de 150 metros cuadrados, con techos muy altos, mesas bajas, taburetes y hasta un rincón con sofás.

También se pueden degustar tapas y raciones. Casi todas llevan la denominación de alguna variedad de uva. Por ejemplo, el combinado godello tiene mejillones, berberechos, zamburiña, bonito y anchoas, y la tapa garnacha es de carrillera de cerdo ibérico al vino tinto.

Zurracapote
Zurracapote
A. T.

6. Zurracapote

Zurracapote ofrece en Miralbueno (c/ Lagos de Coronas, 3) una singular propuesta de tienda y bar, de forma que los productos para degustar en el local se pueden comprar y llevar a casa.

Su propuesta gira alrededor de elaboraciones de quinta gama muy seleccionadas, fundamentalmente latas. También hay tablas de embutidos de León, fuet de Vic o jamón ibérico cortado a cuchillo y, entre los quesos, se ofrecen de Sansueña, Gabás y Arzúa.

De las latas salen guisos como manitas de cerdo, rabo a la cordobesa o chipirones en su tinta rellenos de arroz. Y a la hora de elegir un postre hay que decantarse por la tarta de queso. El nexo de unión de estos productos es el vino.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión