Gastronomía
Suscríbete por 1€

Gastronomía

Cocina saludable

Así se debe usar el microondas para mejorar en la cocina (y ganar tiempo)

Cocinar al microondas protege la calidad de las proteínas de los alimentos, según la Fundación Española de Nutrición.

El microondas, un imprescindible en la cocina.
El microondas, un imprescindible en la cocina.
Freemages.com

El microondas es un electrodoméstico imprescindible en cualquier cocina, pero no todo el mundo lo usa de igual manera ya que durante algunos años ha tenido mala prensa. Al calentar los alimentos mediante ondas electromagnéticas de alta frecuencia se ha pensado que su uso para el cocina podría ser nocivo o que solo servía para calentar los alimentos ya cocinados, pero no para prepararlos. 

Sin embargo, esto no es así y desde la Fundación Española de la Nutrición aconsejan preparar ciertos productos al microondas. Según sus apuntes, los efectos del producidos a nivel nutricional del tratamiento de los alimentos mediante este sistema pueden ser comparables a la plancha, a la cocción al vapor, al salteado o al estofado, por lo que se puede considerar una opción alternativa de cocinado a estos métodos de cocina saludables. 

Además de poder cocinar de manera sana, el microondas difiere de algunas de estas técnicas de cocina en la velocidad, siendo mucho más rápido, cómodo e incluso limpio. Simplemente con introducir los alimentos en un recipiente adecuado, es posible tenerlos cocinados en apenas 5 minutos. 

Poco tiempo, trozos pequeños y, sobre todo, verduras

Sin embargo, no todos los alimentos pueden cocinarse al microondas. Como avisan desde la FEN, en este electrodoméstico no se alcanzan las temperaturas necesarias para higienizar los alimentos, que deben ser superiores a los 100 grados. Desde el FEN se aconseja cocinar al microondas alimentos con alta cantidad de agua como las verduras y los líquidos, básicamente por la razón de su funcionamiento a través de ondas electromagnéticas. 

Una de las ventajas que presenta este método frente a otros como el hervido es que retiene en mayor medida que el hervido en agua las vitaminas hidrosolubles de los alimentos, como la vitamina C o las vitaminas del grupo B. Por lo que respecta a la cocción, los expertos aconsejan no superar los tiempos recomendados y es mejor introducir los alimentos en trozos pequeños para reducir el tiempo de cocción. 

Aunque al cocinar al microondas "se reduce el contenido de algunos nutrientes sensibles al calor como la vitamina C o las del grupo B, la reducción es menor que la ocasionada por otros métodos culinarios, ya que el cocinado por microondas suele realizarse sin líquido adicional y en un tiempo de calentamiento reducido".

Por último, la FEN recuerda que hay que utilizar recipientes aptos para el microondas, siendo los más idóneos el vidrio y la cerámica. Sí que se pueden utilizar algunos plásticos si están preparados para el microondas y papel o cartón siempre que no lleven ningún detalle impreso. Los envases que no son adecuados son los de aluminio, los envases metálicos y o los de poliestireno expandido (EPS).

¿Quieres recibir todas nuestras propuestas de planes para mantenerte en forma? Apúntate y te enviaremos nuestra newsletter.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión