Gastronomía
Suscríbete por 1€

Gastronomía

zaragoza

Bistró Salduie, el gusto por la comida casera a buen precio

El cocinero peruano Efraín Figueroa ha abierto un pequeño restaurante en Zaragoza después de haber trabajado en Estados Unidos.

Las mesas de Bistró Salduie se visten con mantel de tela, dando color al comedor
Las mesas de Bistró Salduie se visten con mantel de tela, dando color al comedor
A. Toquero

El concepto francés de bistró remite a pequeños restaurantes de comida casera a precio económico. Cuando los peruanos Efraín Figueroa y Malu Alemán empezaron a trabajar en mayo de 2019 en Bistró Salduie (avda. Anselmo Clavé, 23-25. 876 169 057) les gustó mucho la idea, pero el proyecto no cuajó. En él también participó el cocinero vasco Xavier González, que debido a un problema de salud se tuvo que apartar.

El pequeño restaurante estuvo cerrado durante un tiempo hasta que hace unos meses reabrió sus puertas. Y ahora sí, Efraín y Malu son los que directamente llevan las riendas del negocio con el asesoramiento externo de su amigo Xavier.

Sobre estos mimbres ha empezado a caminar Bistró Salduie. Eso sí, sus protagonistas llevan en la mochila un bagaje de cocina importante. Efraín, por ejemplo, trabajó en el restaurante La Sirena de Mario Batali, un templo para los ´foodies` de Manhattan.

La experiencia americana la cerraron hace cuatro años, cuando Efraín y Malu vinieron a Zaragoza. Él apenas conocía el recetario español, pero aprendió rápido practicando en los fogones de La Casa de Andalucía.

Desde el principio, esta pareja ha tenido claro que no quería centrarse en la cocina peruana, una de las más variadas del mundo. "Es complicada para ofrecer una propuesta de buena calidad, ya que las materias primas no son tan accesibles y no son baratas", comenta el cocinero. En definitiva, veían más factible trabajar un menú y una carta normales, "aunque con nuestros detalles", que centrarse en la gastronomía de su país.

Malu Alemán y Efraín Figueroa, junto a las tapas que ofrecen en la cafetería.
Malu Alemán y Efraín Figueroa, junto a las tapas que ofrecen en la cafetería.
A. Toquero

En cualquier caso, los fines de semana el ceviche está presente, y lo estará mucho más cuando suban las temperaturas. Lenguado, mero y corvina son los pescados que Efraín emplea habitualmente para elaborarlo.

Lo primero que llama la atención al entrar en Bistró Salduie es la decoración, con argumentos vegetales, madera y cerámica perfectamente combinados, y el colorido del local, que anima mucho la estancia. Al establecimiento se accede por dos zonas: la cafetería y el restaurante. La primera tiene su propia carta y en el comedor, de momento, se disfruta de los menús del día y del fin de semana. Por la noche también se utiliza para degustar raciones, hamburguesas o ensaladas clásicas.

Pero la intención de Efraín y Malu, con el apoyo del chef Xavier González, es crear una carta mucho más gastronómica con arroces, llamativos entrantes, carnes a la brasa... Quieren tenerla lista en febrero. "Para entonces, seguramente ya estarán las 20 mesas de la terraza, y el proyecto cobrará una nueva dimensión", asegura Malu, que ejerce de jefa de sala.

Mientras ese día llega, el concepto de bistró se plasma de una manera clara en el menú del día (11,90 euros). Se ofrecen cinco primeros y otros tantos segundos. "Todos caseros –matiza el chef peruano–, en mi cocina no entran los preelaborados ni la quinta gama". Además, el recetario cambia a diario, lo que exige una planificación importante.

Siempre suele haber un arroz (caldoso de marisco o meloso de pato); platos de cuchara (alubias blancas chorizo y lentejas); recetas más especiales como pastel de puerros en crema de foie y piquillos rellenos de morcilla con un toque de pacharán, pasta y verduras como una sugerente menestra a la navarra.

Entre los segundos, se puede ir desde la sencillez de un filete de ternera a la plancha con guarnición al contraste de sabores del secreto ibérico laminado con mango, o pez espada a la parrilla. "Los postres los cuidamos mucho y todos son caseros –insisten–, desde las natillas y el flan de huevo, a la torrija, la cuajada o la tarta de queso".

El fin de semana sube el nivel de las materias primas del menú (18,90 euros) con la presencia de recetas como arroz caldoso con bogavante, huevos rotos con carabineros, paletilla de ternasco asada, entrecot o rodaballo salvaje a la parrilla.

Apúntate a la newsletter de gastronomía y recibe en tu coreo recetas para hacer en casa.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión