Gastronomía
Suscríbete

Gastronomía

vinos

Merlot 2019: alcañizano, ecológico y embotellado en luna menguante

El tinto, de intenso color, se embotella siguiendo las indicaciones de un calendario lunar tradicional.

Merlot 2019, de Bodegas Guallart de Viala.
Merlot 2019, de Bodegas Guallart de Viala.
HA

La joven bodega alcañizana Ignacio Guallart de Viala, que comenzó su andadura en 2016, suma a su catálogo un elegante monovarietal elaborado a partir de merlot, uva de la que toma nombre y que está admitida por la Indicación Geográfica Protegida del Bajo Aragón. Merlot 2019 es un vino «ecológico y vendimiado a mano», tal y como destaca Ignacio Guallart, quien tras jubilarse puso en marcha una bodega con la que «recuperar la tradición vitivinícola en el Bajo Aragón». El tinto, de intenso color, se embotella en luna menguante siguiendo las indicaciones de un calendario lunar tradicional.

La producción es de 1.500 botellas y procede en su totalidad de una parcela de una hectárea, Viña Violeta, que comparte nombre con una nieta del propietario. Ha obtenido una puntuación de 93 puntos y medalla de oro en el concurso Akatavino Sumilleres de España.

En la fase visual, Merlot 2019 presenta un color rojo cereza de capa alta brillante con ribete granatoso. En nariz destacan las notas de frutas negras maduras con toques especiados y balsámicos. También se aprecian notas de tabaco y minerales.

En boca es un vino elegante. En esta fase vuelven a salir a relucir notas de frutos negros maduros, taninos pulidos y notas de hierbas aromáticas que le dan frescura y un largo toque mineral. Es un vino para beber ahora y para guardar, con lo cual mejorará aún más.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión