Gastronomía
Suscríbete

Gastronomía

Un menú para iluminar el Día de Reyes de 200 mayores que viven en soledad

Los cocineros Manuel Barranco y Manel García han elaborado las recetas con el apoyo de numerosas empresas y entidades sociales.

Los menús se han distribuido en envases de plástico para su posterior regeneración.
Los menús se han distribuido en envases de plástico para su posterior regeneración.
Fundaz

´Una comida en casa para nuestros mayores`. Este es el lema de la iniciativa solidaria ´Con Gusto` que la Fundación Agustina Zaragoza (Fundaz) y el Ayuntamiento de Zaragoza han puesto en marcha para que 200 personas mayores que viven en soledad disfruten de una comida de Reyes elaboradas por los cocineros Manel García y Manuel Barranco en el complejo Aura.

A esta iniciativa se han sumado distintas empresas, como el grupo HENNEO, y entidades representativas del tejido social y empresarial de Aragón. También ha participado la consejería de Ciudadanía y Derechos Sociales del Gobierno de Aragón. Entre todos han puesto su granito de arena para que la carencia involuntaria de compañía, que es como la Real Academia Española (RAE) define la soledad, sea un poco más llevadera.

"Es nuestra responsabilidad acompañar a las personas que nos han ayudado a construir la sociedad en la que vivimos"

"Es nuestra responsabilidad acompañar a las personas que nos han ayudado a construir la sociedad en la que vivimos", aseguran los responsables de Fundaz. Y ese motor, que lo ideal es que estuviese en marcha los 365 días del año, es el que se ha vuelto a activar este jueves, Día de Reyes, por segundo año consecutivo, para que la magia en forma de menú festivo transforme la soledad en una gratificante sensación de felicidad.

Los mayores han recibido el menú de Reyes en sus hogares
Los mayores han recibido el menú de Reyes en sus hogares
Fundaz

En esta labor han participado muchas empresas y personas de carne y hueso. Por ejemplo, la central de compras Cafer, que ha cedido los alimentos para preparar de las recetas. Durante tres días, en el complejo Aura se ha trabajado sin parar para confeccionar los platos, cuyo solo enunciado ya sugiere disfrute a la mesa: lasaña de rape y langostinos con bisque de marisco; carrillera de ternera a la garnacha con verduras, y lingote de turrón y chocolate con cumble de coco y frutos rojos.

"Hemos buscado productos y recetas que se pueden digerir fácilmente –comenta Manuel Barranco–, pero que han llevado bastante elaboración y ha habido que refrigerar para su distribución". Con el menú, que se distribuyó este miércoles para que se pueda degustar hoy, los cocineros han incluido un manual de instrucciones básico para su regeneración.

La logística del transporte ha corrido a cargo de Transportes TNV, un centro especial de empleo que día a día se mueve y trabaja por y para personas con diversidad funcional. El traslado se ha realizado en vehículos adaptados para mantener las condiciones de seguridad alimentaria y no romper la cadena de frío.

Los tres platos del menú elaborado en el complejo Aura y los cocineros Manuel Barranco y Manel García, trabajando mano a mano en el restaurante zaragozano
Los tres platos del menú elaborado en el complejo Aura y los cocineros Manuel Barranco y Manel García, trabajando mano a mano en el restaurante zaragozano
Fundaz

En el reparto de los menús han colaborado auxiliares de gerocultura voluntarios de la Asociación Aragonesa para la Dependencia (Arade), que también ayudaron a envasarlos. Alida Quilárquez, describía las sensaciones al llegar a los hogares: "Todos nos estaban esperando, nos han recibido con un agradecimiento inmenso reflejado en sus rostros". Para Alida, el tiempo de reparto de alargó durante prácticamente todo el día, ya que "hemos estado un rato con estas personas; ha sido una experiencia tan gratificante y especial que pienso repetirla siempre que pueda".

Ella y sus compañeros insisten en la idea de que "acciones como esta nos sensibilicen y conciencien a los que trabajamos con mayores y a los que no, para conocer mejor lo que sienten muchas personas que tenemos cerca; es importante no mirar para otro lado, una palabra, una sonrisa, un café de cinco minutos o un ´te bajo a comprar el pan` no son nada y pueden ser mucho; en el fondo, son un día menos de soledad".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión