Gastronomía
Suscríbete

Gastronomía

Gastronomía

Leone acerca sus pizzas tradicionales al Casco Histórico de Zaragoza con un segundo local

El restaurante, que viene funcionando en la plaza de San Francisco, abrirá un segundo establecimiento junto a la plaza de San Felipe.

Andrea, pizzaiolo palermitano de Leone Tradizionale.
Andrea, pizzaiolo palermitano de Leone.
HERALDO

La pizzería Leone, santo y seña del popular producto italiano en el entorno de la plaza de San Francisco, ultima los detalles para una nueva apertura en la calle de Antonio Candalija, 7, entre la calle Alfonso y la plaza de San Felipe, en pleno Casco Histórico. El restaurante, que apuesta por "una pizza tradicional, común a los gustos del conjunto de Italia" y que importa sus ingredientes del país transalpino, abrirá las puertas de este segundo local a lo largo de los próximos días.

El negocio está inmerso en un proceso de expansión e incluso mira más allá de Zaragoza. Pero el próximo paso es esta nueva apertura en el corazón de la capital aragonesa, donde los clientes se encontrarán con una cuidada decoración en la que mandan varios olivos. "Está planteada para que cada detalle recuerde a Roma, sobre todo, pero también algún que otro rincón de Italia. Hasta los baños evocan a las termas", cuenta Alberto Álvarez, uno de los socios detrás del proyecto, que contará con terraza exterior.

Lo que también tiene un ADN verdaderamente italiano es la carta, en la que manda la pizza. "Empleamos solo tomate San Marzano, cultivado en las fértiles tierras volcánicas del Vesubio, mozzarella Fior di Latte, mortadela de Bolonia, pecorino romano, speck, burrata DOP...", enumera Álvarez. Los pizzaioli también han nacido y se han formado en Italia y hasta el horno de leña se ha fabricado en Nápoles y lo han montado trabajadores de la ciudad sureña. En total, entre la cocina y el personal de sala, el negocio empleará a 9 trabajadores. Y estará presente en las principales aplicaciones de comida a domicilio.

El restaurante contará, como su hermano mayor, con una quincena de referencias en la carta, aunque los propietarios acostumbran a introducir novedades periódicamente. "Las pizzas las hacemos con la receta propia del maestro pizzaiolo Marco Sorbo y llevan más de un 60% de agua. Empleamos harina biológica de molino tradicional y las dejamos fermentar mínimo 24 horas, aunque nunca más de 48. Después las horneamos a más de 400 grados en el horno de leña con piedra refractaria", matiza el empresario.

Andrea, de origen palermitano y que este miércoles estaba a los mandos de la cocina, destaca la importancia de un horno de leña: "Es lo que marca la diferencia entre las mejores pizzas y otras que pueden estar bien, pero no tanto". El horno refractario de Leone, que permite tener listo el producto en solo tres minutos, no se apaga en ningún momento, solo para retirar los restos de madera. "Hay que mantener una temperatura alta constante para hacer un buen producto", recuerda Álvarez.

Quince pizzas y un bocadillo

Entre las pizzas más vendidas se encuentran la Pancetta e pesto (mozzarella Fior di latte, pancetta italiana, pesto casero, tomates cherry al horno y parmesano reggiano), Leone (tomate San Marzano, mozzarella Fior di latte, Salami picante, cebolla roja y roquefort), la Cinco quesos (tomate San Marzano, mozzarella Fior di latte, queso del Moncayo, roquefort, gruyère, parmesano y olivas negras.)

Entre las más populares también se encuentran la Amatriciana (tomate San Marzano, mozzarella Fior di latte, panceta, cebolla, queso pecorino y pimienta negra), la Blanca (crema blanca de trufa, mozzarella Fior di latte, champiñones y speck) o la parmesana (salsa de tomate y berenjena, mozzarella Fior di latte, mousse de berenjena ahumada, parmesano rallado y albahaca fresca).

Pizza Leone, en primer plano, junto a una Margarita y el bocadillo Francesco Totti.
Pizza Leone, en primer plano, junto a una Margarita y el bocadillo Francesco Totti.
HERALDO

Además de las distintas pizzas, en la carta hay hueco para un peculiar bocadillo, de nombre Francesco Totti, elaborado con la misma masa y relleno de jamón york, mozzarella Fior di latte, rúcula, tomatitos cherry y aceite de oliva.

Asimismo, la carta de Leone también hay distintos entrantes: focaccias (con burrata o jamón serrano), carpaccio de calabacín, una tabla de embutidos italianos y las ensaladas caprese y de burrata. También hay tres postres: panna cotta, tiramisú casero y pizza de Nutella.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión