Gastronomía
Suscríbete

Gastronomía

novedades

Trufa negra en la nueva Ambiciosa de Ambar

Investigadores del CITA han participado en la compleja elaboración de la cerveza ‘Trufada’.

La puesta de largo de la cerveza tuvo lugar en el restaurante Gente Rara, en Zaragoza.
La puesta de largo de la cerveza tuvo lugar en el restaurante Gente Rara, en Zaragoza.
Cervezas Ambar

La trufa negra de Aragón es la invitada especial de Ambar en su nueva cerveza de la colección Ambiciosas. Ambar Trufada, cuyo lanzamiento coincidió con el inicio de la temporada de tan preciado ingrediente, es «el mayor reto» al que hasta el momento se ha enfrentado Antonio Fumanal, maestro cervecero de la marca. Así lo explicó el pasado martes durante la presentación de la cerveza en el restaurante Gente Rara de la capital aragonesa. «Ambar Trufada está pegada a la tierra. De ella extrae los aromas con que la trufa negra expande su territorio, y pegada a la tierra se elabora su malta de cebada», aseveró Fumanal, a quien le daba «algo de vértigo» enfrentarse a la conjugación de dos productos que consideraba antagónicos. Pese a ello, ha quedado «más que satisfecho» con el resultado, una cerveza compleja, con personalidad, e ideal para acompañar desde platos de cuchara hasta pescados o carnes de caza, como quedó claro con el menú desplegado por Cristian Palacio y Sofía Sanz.

En nariz, la nueva Ambiciosa aporta el matiz de trufa, sin embotar. En boca se deja notar más, también sin excesos. «Conforme se deja reposar, que vaya ganando temperatura, va apareciendo el gusto a trufa. Es una cerveza que cambia con el paso de los minutos», reveló el maestro cervecero.

Para su elaboración se ha obtenido trufa de las tres provincias aragonesas. Los matices olfativos terrosos, herbales e incluso a frutos secos de la trufa se expresan en la bebida tras un lento proceso de extracción y maduración que ha durado siete meses. «El contacto con el suelo estimula los granos de cebada en una germinación que hace posible que el almidón se convierta en alimento para la levadura», abundó Fumanal.

El Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón (CITA) ha sido clave en la elaboración de la bebida, en la que ha logrado trasladar la organolepsia de la trufa a la cerveza. «Ha sido necesario inventar nuevas técnicas que podrán ser utilizadas en el futuro por otros en la industria agroalimentaria, demostrando la versatilidad y riqueza del cultivo», remató el investigador Pedro Marco.

Ficha técnica

Color: tonos caobas suaves y brillantes. Aromas de tierra. En boca, amargor amable, cuerpo sedoso, grado alcohólico muy disimulado. Retronasal: de suaves a notables notas de trufa fresca conforme la boca se atempera. Grado alcohólico: 6,5%. Precio: seis unidades de 33 cl por 15,90 euros.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión