Gastronomía
Suscríbete

Gastronomía

gastronomía

Un 'cava' con trufa negra silvestre de Teruel único en el mundo 

La bodega BayodBorrás de Fórnoles empieza a comercializar su primer vino embotellado al inicio de la pandemia.

Jesús Borrás y Jordi Bayod, en la bodega de Fórnoles
Jesús Borrás y Jordi Bayod, en la bodega de Fórnoles
A. T.

La bodega BayodBorrás de Fórnoles (Teruel) empezó a embotellar sus vinos espumosos al inicio de la pandemia y hoy están a punto de ver la luz las primeras 4.300 botellas. Sus propietarios, Jesús Borrás y Jordi Bayod, están muy ilusionados de que su 'cava' -no puede llamarse así porque Teruel no forma parte de esta denominación de origen, aunque el método de elaboración sea el mismo- salga por fin al mercado.

"Todavía no hemos vendido ninguna botella, pero estamos contentos con el proyecto y con ganas de hacer muchas cosas", relata Jesús. De momento, su bodega cuenta con dos características que la hacen especial y diferente: es la primera de la provincia turolense dedicada exclusivamente a la elaboración de vinos espumosos y es la única del mundo que prepara con mimo el lanzamiento de un 'cava' con trufa negra silvestre de Teruel.

"Todavía no hemos vendido ninguna botella, pero estamos contentos con el proyecto y con ganas de hacer muchas cosas"

Este último producto tan especial va a tener que esperar un poco, ya que "hace nueve meses que se embotelló y hasta que hayan pasado 15, por lo menos, no estará en su punto óptimo", explica Jesús Borrás.

Los propietarios de BayodBorrás recuerdan que esta idea nació hace ocho años "entre amigos". "Llevamos elaborando vino espumoso para casa todo este tiempo y la gente nos decía que estaba muy bueno, así que nos decidimos a poner en marcha la bodega en el momento más complicado de la pandemia".

Los nombres de los dos primeros 'cavas'que salen al mercado de inmediato, Coveta y Fornet, están relacionados con distintas fincas del término de Fórnoles. En la primera se cultivaban olivos y ahora están los viñedos con las variedades macabeo, xarel.lo, parellada y chardonnay del blanco. Fornet da nombre a la finca de donde sale el rosado 100% pinot noir. Estos son los dos primeros espumosos que ven la luz a un precio de 11 y 12 euros, respectivamente. Una parte del dinero de la venta se destinará a la Asociación de Parkinson de Aragón.

"Soy de Teruel y he macerado trufa con distintos productos y un día me dije, por qué no probar con un espumoso"
La trufa negra de Teruel -del entorno de Monroyo- combina bien con el cava; el vino espumoso de la bodega contiene la trufa negra en su interior
La trufa negra de Teruel -del entorno de Monroyo- combina bien con el cava; el vino espumoso de la bodega contiene la trufa negra en su interior
A. T.

El que todavía tendrá que esperar unos meses es el vino espumoso con trufa negra, que se comercializará a finales de primavera o principios de verano. Sin duda, es el proyecto más especial de BayodBorrás. "Soy de Teruel y he macerado trufa con distintos productos y un día me dije, por qué no probar con un espumoso", rememora Jesús.

Hizo hasta cinco pruebas con distintas cantidades y el siguiente paso fue recurrir a la opinión de un experto catador. Raúl Igual dirige el restaurante Yain de Teruel, y en 2010 fue elegido mejor sumiller de España. El pasado mes de junio tuvo la oportunidad de hacer la cata y lo primero que valora de este proyecto es "su exclusividad" vinculada a un producto tan turolense como la trufa negra.

Sus sensaciones son que "la presencia de la trufa está muy equilibrada, no destaca sobre el vino ni le quita sabor; se acopla bien y no aparece como un elemento intrusivo que vaya a cambiar las características del vino, lo que lo convierte en un producto único; la convivencia es buena".

El sumiller Raúl Igual, en el centro, con la botella de vino espumoso con trufa el día de la cata.
El sumiller Raúl Igual, en el centro, con la botella de vino espumoso con trufa el día de la cata.
A. T.

La idea de Jesús y de Jordi es que cuando el 'cava'con trufa esté listo para su consumo dentro de seis meses pase a formar parte de una experiencia única vinculada al turismo. Ya la tienen diseñada y la han presentado a la quinta edición de los premios a la mejor experiencia turística de Aragón, que se conocerán en el mes de diciembre.

"Lo que planteamos es ir a buscar la 'tuber melanosporum' al campo del agricultor de Monroyo que nos la suministra, y allí degustaremos productos de la zona que maridaremos con nuestro espumoso con trufa", explica Jesús. Un poco más de tiempo tendrá que esperar el gran reserva Gatell, cuya crianza mínima es de 30 meses. Con él, de momento, se cierra el círculo de la primera bodega de 'cava 'turolense.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión