Despliega el menú
Gastronomía
Suscríbete

Gastronomía

gastronomía

Los artesanos alimentarios muestran su oferta del desayuno a la cena

La feria de la plaza de los Sitios supone toda una invitación para diseñar interesantes menús o picoteos.

El Horno La Ginebrosa está lleno de gente desde primera hora de la mañana.
El Horno La Ginebrosa está lleno de gente desde primera hora de la mañana.
A. Toquero

La Muestra de Artesanía Alimentaria de la plaza de los Sitios supone toda una invitación a conocer productos aragoneses de calidad que no se encuentran en los lineales de las grandes superficies; una magnífica oportunidad para descubrir el trabajo que realizan pequeños artesanos.

Además de mostrar sus delicadas elaboraciones, en este reportaje se invita a disfrutarlas a lo largo del día. Y es que del desayuno a la cena se pueden diseñar interesantes menús o picoteos.

Para empezar el día

Antes de que la feria abra a las 11 de la mañana, ya hay gente esperando junto a la caseta del Horno la Ginebrosa del Bajo Aragón. Por supuesto, para comprar sus hogazas y el pan de cañada de aceite, que pueden ser la base de un estupendo desayuno acompañado de las mermeladas Elasun de Barbastro. Siguen creciendo en variedades, algunas tan llamativas como la de cava, oro y pétalos de rosa.

Mermelada de ruibarbo y frambuesas de La Marmita
Mermelada de ruibarbo y frambuesas de La Marmita
A. Toquero

En Aguilar, una pequeña aldea junto a Boltaña, se elaboran las mermeladas y jaleas La Marmita. Su última propuesta es de ruibarbo y frambuesa, pero su producto estrella es de bayas de escaramujo. “La gente piensa que el escaramujo no es bueno –comenta Angelines Briceño–, pero tiene mucha vitamina C”. Para elaborarla se arma de paciencia, ya que “tiene unas semillas y unos pelitos que hay que quitar uno a uno”.

Este desayuno se puede completar con una de las novedades de Miel Artesanal del Pirineo Oz: su complet de miel, jalea real, polen y propóleo. Un subidón de energía.

Tiempo de vermú

Salazonera Aragonesa, de Albalate del Arzobispo, reina en la plaza de los Sitios a la hora del vermú. Su amplia selección de semiconservas de pescado como anchoas, salmueras, boquerones y pinchos combinados con encurtidos da mucho juego. Especialmente la gama gourmet, como el lomo de sardina en salazón, una de sus últimas creaciones.

Conservas de Salazonera Aragonesa
Conservas de Salazonera Aragonesa
A. Toquero

Para acompañar estos productos, nada mejor que las cervezas artesanas Rondadora o Pirineos Bier. La primera ofrece ocho referencias en botella y tres de grifo: una lager, una IPA afrutada y amarga, y otra con grosellas.

Vamos a comer

A la hora de la comida se puede acudir a los escabechados de Castejón de Valdejasa de El Corral del Tío Nicasio. Entre sus novedades destaca un adobo de codillo de cerdo. Sus vinos de viñas viejas acompañan bien, o los de Cabal, de Ainzón. El último, Bcabal, ha pasado 12 meses en barrica y ha conseguido un importante premio.

Conservas Lahoz también es un clásico de la plaza de los Sitios ofreciendo conservas como el toro deshuesado. Y los Azafranes del Jiloca le dan a este mercado un sabor especial para condimentar todo tipo de platos.

Perdiz escabechada y rabo estofado de Conservas Lahoz
Perdiz escabechada y rabo estofado de Conservas Lahoz
A. Toquero

Como postre festivo y laminero, dos opciones interesantes son los Chocolates La Ofrenda, de Panillo. Especialmente, sus perlas de avellana cubiertas de chocolate con 18 versiones. Desde Mediana de Aragón ha aterrizado por primera vez en las fiestas del Pilar la Confitería Lattidos con ´bum bum`, un dulce parecido a un mantecado, pero de una textura más frágil y quebradiza que se deshace en la boca.

Perlas de chocolate La Ofrenda
Perlas de chocolate La Ofrenda
A. Toquero

A la hora de la merienda

Las tortas de alma y los mantecados triunfan en esta feria como opción para un picoteo a media tarde. Están las tortas de La Ginebrosa pero, sobre todo, las de la Panadería Aznar Royo, de Villarluengo, elaboradas con la pulpa de enormes calabazas y la miel de apicultores de la zona.

Tortas de alma.
Tortas de alma.
A. Toquero

Picoteo para la cena

Los quesos de Aragón no podían faltar en este muestrario. Una de las casetas más concurridas es la de quesos Saravillo, aunque la de Letux no le anda a la zaga. De Cataluña se pueden probar los de Blancafort para configurar una tabla que se puede combinar, por ejemplo, con las mermeladas La Marmita. La jalea de pétalos de rosas de esta empresa también encaja con el foie de Conservas Lahoz o los Patés de L´Aínsa.

Jamones El Rullo.
Jamones El Rullo.
A. Toquero

Con jamón y curados El Rullo, de Villarluengo, se puede hacer otra tabla, y redondear la cena con el dulce y fresco regusto del pastel de queso de Casa Orjusa en una de sus tres versiones: natural, de chocolate y sin azúcar.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión