Despliega el menú
Gastronomía
Suscríbete

Gastronomía

Calendario del huerto 2021: qué plantar en octubre

Ya en pleno otoño, el mes resulta propicio además para preparar los cultivos de invierno.

Guisantes
Es un buen momento para cultivar guisantes
Pixabay

El verano supone el fin momentáneo del reinado para el tomate y el calabacín en los huertos. Son dos de los productos estelares del año entero, que ahora dejan paso a otros cultivos más adecuados para los primeros fríos. Además, los buenos hortelanos se apuran estos días en la preparación de los cultivos de invierno, adecuando la tierra y las condiciones del suelo en la medida de lo posible. No obstante, también hay unas cuantas posibilidades de cultivo en este mes de octubre que nos darán alegrías cuando llegue el invierno cerrado.

De la acelga a la borraja

Las acelgas son un ejemplo. Es cierto que se cultivan todo el año, pero por esa misma razón son una buena opción en el entretiempo. Prefieren un suelo fresco y riego regular en las primeras semanas, para hacer más espaciada la frecuencia después. Se recolectaría antes de Navidad. La borraja es la enseña de la verdura aragonesa, y octubre es su mes de cultivo, con lo que la recolección se repartirá entre finales de 2021 y principios de 2022. Les gusta la tierra húmeda, no encharcada, y la floración llega a los cuatro meses.

La coliflor es más propia de septiembre a la hora de plantar, pero también cuaja en octubre. Prefiere un suelo poroso, agua abundante y fresco. Se recolectan con la llegada de la primavera. En cuanto a la espinaca, se empieza a cultivar ahora y funciona mejor en suelo arcilloso, con poca agua. La recolección, en diciembre.

El sabroso guisante empieza a cultivarse ahora, aunque sea más propio del invierno. Suelo con un buen drenaje para riego abundante. Se recolecta en dos meses. En cuanto al haba, precisa de suelo arcilloso y rico en humus. Admite riego frecuente; de hecho, es recomendable remojar las semillas un día antes y pinzar el brote final al tener una docena de habas. Se recolecta a los dos meses y medio. Por otro lado, el puerro también comienza a cultivarse ahora tras el parón del final estival, aunque es una variedad hábil para el cultivo todo el año. Riego moderado y recolección a los cuatro meses. Por último, aunque no menos importante, los calçots también se plantan en la entrada del otoño, sobre tierra bien arada y separación de 20 centímetros entre cada uno, además de 70 centímetros entre surco y surco. La temporada, no obstante, es amplia, desde noviembre a abril. Dos riegos semanales, y cuando llegue enero... ¡a disfrutar!.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión