Despliega el menú
Gastronomía
Suscríbete

Gastronomía

gastronomía

Pelarzas de patata, la alternativa de El Candelas a las papas bravas

Esta ración es una de las más populares en los vermús del fin de semana de este restaurante zaragozano.

La ración de palarzas de patata del restaurante El Candelas cuesta 4,50 euros
La ración de palarzas de patata del restaurante El Candelas cuesta 4,50 euros
A. Toquero

La patata es uno de los productos más populares y versátiles. Como protagonista principal o acompañando a otros ingredientes, da mucho juego en los fogones. Eso sí, lo que casi nunca se suele utilizar al cocinarla es la peladura, que en algunas localidades aragonesas se conoce como pelarza.

Hay varias opciones para su aprovechamiento. En , por ejemplo, mezclada con otros ingredientes, hay expertos que aseguran que mejora la circulación, ya que las cáscaras tienen propiedades antioxidantes, cicatrizantes y antibacterianas. También se sugiere su empleo como una mascarilla con una mezcla de leche, yogur y cúrcuma, o por su efecto cicatrizante y a la hora de limpiar el cutis.

Pero más allá de estos usos, lo cierto es que las pelarzas de patata también se comen y hay algunos restaurantes como El Candelas (c/ Maestro Mingote, 3. 976 423 025) que sugieren cómo hacerlo desde hace tiempo.

Su propietaria, Ana Abadías, recuerda que la idea se la transmitió el cocinero oscense Antonio Arazo. “Él fue el encargado de dirigir una cata que hicimos con platos elaborados con patatas de distintas variedades; se prepararon con bonito, mojo y otros ingredientes, pero la receta que triunfó ese día fue la de pelarzas de patata”, describe.

Las pelarzas de patata, antes y después de la elaboración
Las pelarzas de patata, antes y después de la elaboración
A. Toquero

Desde entonces, la ración está presente en El Candelas y es una de las más demandadas, especialmente en los vermús del fin de semana. En fin, que las peladuras que habitualmente se echaban a los cochinos, ahora son una interesante alternativa de picoteo.

Ana Abadías comenta que se puede utilizar cualquier patata, aunque ella suele emplear la variedad monalisa. Las mondas se hacen del tamaño deseado, pero uno aconsejable es de aproximadamente 8 o 10 centímetros de largo por dos de ancho. También es importante no hacer el corte demasiado fino. Por lo tanto, conviene dejar un poco de patata en la peladura.

La elaboración de la receta no tiene muchos secretos. Ana Abadía comenta que “lo fundamental es que las pelarzas estén crujientes, ya que si quedan blandas no van a estar tan buenas”. Además, conviene degustarlas de inmediato, que no estén demasiado tiempo en el plato.

El paso a paso para preparar este crujiente y apetitoso snack es sencillo. En cuanto a los ingredientes, hay varias posibilidades. En El Candelas han hecho varias pruebas y esta es la que más le gusta a su propietaria: “Freímos las pelarzas durante cuatro o cinco minutos en la freidora con el aceite bien caliente”, explica.

Al retirarlas, se elimina parte del aceite en papel absorbente e inmediatamente se ponen en el plato. Se acompañan con un poco de sal y comino, “y con una salsa alioli que tiene que estar un poco líquida; además, ponemos un poco de pimentón dulce”. Otra posibilidad es utilizar hierbas provenzales al gusto o sales de distintas características.

La ración de pelarzas de patata de El Candelas cuesta 4,50 euros. Sin duda, es una interesante alternativa a las populares papas bravas.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión