Despliega el menú
Gastronomía
Suscríbete

Gastronomía

recetas

Delicioso bonito a la plancha sobre una cama de batatas y verduras salteadas

Gracias a su sabor y versatilidad, este plato es perfecto tanto para la comida como para la cena del finde. 

Igual que todo pescado azul, el bonito es una buena fuente alta en proteínas.
Igual que todo pescado azul, el bonito es una buena fuente alta en proteínas.
Pexels

Desde las costas del mar Cantábrico, el bonito del norte se posiciona como uno de los reyes de la mesa. Y es que por su sabor y versatilidad, este plato a la plancha es ideal para complementar con ingredientes como batatas y todo tipo de verduras. Además, desde el punto de vista nutricional, este pescado es conocido por ser rico en proteínas y grasas saludables.  

No obstante, a la hora de preparar esta receta, hay una serie de pasos o trucos que garantizan un resultado perfecto. ¿Lo mejor? Es que la técnica es aplicable también a la cocción de carnes y verduras. Toma nota porque lo más importante para conseguir un bonito jugoso es: secar bien el pescado antes de colocarlo en la plancha o sartén

Son varios expertos gastronómicos quienes aseguran que cuanto más seco mejor se cocinará el pescado (especialmente si se trata de un producto que estaba congelado en la nevera). Y ojo, que si elegiste trozos o porciones demasiado gruesas, puedes aplicarle algún corte en forma de cruz para mejorar la textura. Finalmente, no olvides que siempre es mejor cubrir el pescado con aceite que echarlo directamente en la sartén. 

Toma nota de todo lo que necesitas antes de comenzar:

Ingredientes

200 - 250 gr. de bonito
1 limón
Romero
Aceite de oliva virgen extra
Sal y pimienta​
​250-300 gr. de batatas 
​1 cucharada de mantequilla
​1/4 de leche
​1 cucharada de miel
​Verduras al gusto: calabacín, zanahorias, pimiento, cebolla, etc. 

Preparación

Coloca las batatas peladas en una olla y cúbrelas con agua para hervir durante 20 minutos. 
Mezcla las batatas, la mantequilla, la leche y la cucharada de miel en la trituradora o robot de cocina. El objetivo: conseguir una textura cremosa para la base del bonito. 
Lava muy bien el bonito, quita la cabeza, las espinas y luego seca muy bien la carne por todos lados. 
​En un bol echa los filetes de bonito, el zumo de limón, el romero, la pimienta y la sal al gusto.
​Después de 20 minutos, cubre los filetes con aceite y llévalos a la plancha o sartén a fuego lento.
​Cuando la base tenga color dorado, tiene que dar vuelta los filetes y cocinarlos por el lado opuesto. 
​Para evitar que se seque y pierda su sabor, es importante que la cocción del bonito a la plancha no supere los 10 minutos. 
​Seca, lava y pela todas las verduras que quieras poner en tu plato. 
​Precalienta una sartén a fuego medio y agrega aceite de oliva. 
​Añade y saltea las verduras: primero la cebolla (porque es la que más tarda), después las zanahorias y finalmente el calabacín y los pimientos. 
​Agrega sal y remueve con frecuencia hasta que se doren.
​En un plato poner la base de batatas, el pescado y acompáñalo con las verduras salteadas. 

Apúntate a la newsletter de gastronomía y recibe en tu correo recetas para hacer en casa.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión