Despliega el menú
Gastronomía
Suscríbete

Gastronomía

recetas

Gazpacho de sandía: una receta original, sana y sencilla para refrescar el verano

Gracias al alto contenido de agua que aporta esta fruta, es una preparación ideal para probar esta temporada

La textura y el sabor de la sandía, aporta el equilibrio ideal a este plato.
La textura y el sabor de la sandía, aporta el equilibrio ideal a este plato.
Pixabay

Son muchos quienes durante el verano aseguran perder el apetito. Y es que en términos concretos, con el calor, nuestro organismo ahorra energía y por tanto, disminuye la necesidad de ingesta calórica. No obstante, lo anterior exige una mayor consideración a la hora de apostar por alimentos nutritivos, sanos y especialmente refrescantes. 

Con todo, año a año los gazpachos se posicionan como el plato estrella para las temporadas de altas temperaturas. Porque, a pesar de ser una preparación que también se puede consumir en cualquier otra época, sus ingredientes proporcionan un alto contenido de vitaminas y favorecen la hidratación en verano.

Para variar y salir de lo tradicional, esta semana hemos dado con una receta de gazpacho que tiene como protagonista a una fruta. Se trata de la versión de sandía que, a ojos de cualquiera, podría pasar por al versión original de esta sopa fría. Si ya la probaste en alguna ocasión, llegó el momento de prepararla en casa. ¡Vamos a ello! 

Ingredientes

  • 250 gr de sandía 
  • 4 tomates maduros
  • 1 pimiento verde
  • 1 diente de ajo
  • 100 ml de agua
  • 100 gr de pan duro (opcional)
  • Vinagre de Módena (opcional)
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
(* Cada gazpacho en cada casa es diferente y si quieres agregar cebolla o pepino, todos los ingredientes son bienvenidos)

Preparación

  1. Pelar los cuatro tomates y cortarlos en trozos para llevarlos al triturador. Agregar la sandía  (también peladas y sin pepas), el ajo picado, el pimiento en trozos, agua y triturar hasta mezclar bien todos los ingredientes.
  2. ​Añadir en hilo fino aceite de oliva virgen extra para emulsionar la mezcla y, si quieres, un toque de vinagre balsámico. En caso de que prefieras una textura más contundente del gazpacho, puedes añadir pan a la mezcla. Triturar nuevamente.
  3. Para terminar, poner un poco de sal al gusto y pimienta. Triturar una vez más y a disfrutar. 

(*Secreto: Si no tienes mucho tiempo para que el gazpacho se enfríe en la nevera, puedes agregar de hielo la mitad de lo que añadiste en agua y conseguir la temperatura ideal para disfrutar al instante).

Apúntate a la newsletter de gastronomía y recibe en tu correo recetas para hacer en casa.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión