Despliega el menú
Gastronomía
Suscríbete

Gastronomía

recetas

Flan de tres leches: un postre de toda la vida pero más cremoso que el tradicional

Está versión es rápida y sencilla. Además, posee un nivel de dificultad ideal para principiantes.  

El flan de tres leches es un clásico con textura única y muy fácil de preparar.
El flan de tres leches es un clásico con textura única y muy fácil de preparar.
Pixabay

Son pocos quienes después de comer se atreverían a rechazar un postre. Y es que cambiar de sabores, y apostar por un bocado dulce es ideal para la sobremesa. Esta semana hemos dado con una receta única del flan de tres leches. Un plato de toda la vida pero mucho más cremoso que la versión tradicional. 

Según algunos registros gastronómicos, el origen del flan se podría remontar a épocas antes de Cristo. En principio, esta elaboración con huevo como principal ingrediente, se atribuye tanto a fenicios, como griegos y romanos. No obstante, lo verdaderamente cierto es que su sabor, textura y consistencia han enamorado a todo tipo de generaciones. 

Esta versión de flan de tres leches es rápida y sencilla. Es decir, posee una dificultad para cualquier principiante. Una de las sugerencias más destacadas para convertir este plato en el postre perfecto es precalentar el horno a 160º. ¡Vamos a la cocina! 

Toma nota de todo lo que necesitas antes de comenzar:

Ingredientes:

  • 2 huevos
  • 6 yemas de huevo
  • 380 ml. de leche evaporada
  • 450 ml. de leche condensada
  • 250 ml. de nata
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 160 gr. de azúcar
  • Sal​

Preparación:

  1. Poner los dos huevos y las seis yemas en un bol y batir bien entre cinco y siete minutos. Agregar la leche condensada, la leche evaporada y la nata. Mezclar bien todos los ingredientes (mientras más tiempo mezclando mejor). 
  2. ​En un sartén poner los 160 gr. de azúcar a fuego medio y retirar después de conseguir un color caramelo. 
  3. ​Cubrir el fondo (base) del molde con el azúcar muy bien y con mucho cuidado. 
  4. ​Añadir la mezcla en el molde lentamente y con mucho cuidado. Cubrir el molde con papel aluminio para que no entre agua.Poner el molde dentro de otro recipiente mas grande y con agua. Es decir, al baño maría, y llevar al horno durante unos 45-60 minutos (todo depende de la potencia de tu horno).
  5. Dejar templar o enfriar en la nevera.

Apúntate a la newsletter de gastronomía y recibe en tu correo recetas para hacer en casa.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión