Despliega el menú
Gastronomía
Suscríbete

Gastronomía

gastronomía

De la estabilidad del hotel Zentro a la montaña rusa de Canibal Royal en Zaragoza

El cocinero Carlos Boudet, junto a tres amigos, ha hecho realidad el sueño de abrir un local muy especial “para adictos a la carne”.

Lidia Jericó, Iván Moreno, Carlos Boudet y Gioconda Pérez, con algunos platos de la carta.
Lidia Jericó, Iván Moreno, Carlos Boudet y Gioconda Pérez, con algunos platos de la carta.
A. Toquero

El cocinero Carlos Boudet tenía un trabajo estable en el hotel Zentro de Zaragoza con horarios cómodos, bastantes días libres, un buen sueldo... En definitiva, todo aquello a lo que aspiran la mayoría de los trabajadores del sector hostelero. Sin embargo, el cuerpo, su espíritu inquieto y la impronta de los 33 años le pedían abandonar la estabilidad de la cocina de este hotel y montar el negocio que llevaba rondando su cabeza desde hace cuatro años.

'Street food grill para adictos a la carne'. Este es el lema que resume lo que básicamente es Canibal Royal (c/ del Carmen, 8. 976 025 012), un espacio donde la carne tiene todo el protagonismo en forma de hamburguesas muy trabajadas, pero no solo. “Nuestro principal proveedor es la carnicería Juan Berdejo de la calle Mayor –explica Carlos–; su carne de vaca rubia gallega madurada es la materia prima de casi todos los platos”.

Este cocinero tiene claro que dentro de la informalidad de su propuesta quiere ofrecer recetas diferentes, cargadas de detalles. Por ejemplo, mezclar en una misma hamburguesa vacuno y pulled pork asado con guacamole casero y una mermelada picantona de habaneros; incorporar peras caramelizadas con vino blanco, o mezclar en la elegante Royal bombones crujientes de foie, salsa de manzana, mantequilla y frutos rojos. Este es su estilo, mucha fusión de sabores y texturas buscando la sorpresa en el paladar.

Tacos de pulled pork asado durante ocho horas.
Tacos de pulled pork asado durante ocho horas.
A. Toquero

Carlos es el ideólogo del proyecto, pero para plasmarlo se ha rodeado de tres compañeros de viaje: Lidia Jericó, su pareja; Gioconda Pérez, con la que trabajó en el hotel Zentro, e Iván Moreno, que tiene el bagaje de haber pasado por unas cuantas barras.

Sus ganas y el cariño que le ponen suplen en ocasiones la falta de experiencia. Sobre todo en el caso de Lidia. “Había trabajado en tiendas de ropa, pero no de camarera –comenta–; apenas llevamos mes y medio abiertos pero mis compañeros me han ayudado mucho, la gente es muy comprensiva cuando ve que tienes algún fallo o no sabes algo”.

Iván compagina sus estudios de Magisterio y un máster con el trabajo en Canibal Royal los fines de semana. Está encantado con el modelo de negocio que han puesto en marcha y se muestra convencido de que va a triunfar. “LLevamos poco tiempo abiertos, pero todo el mundo nos transmite la misma sensación de que hacemos una propuesta de comida informal muy currada y de que han estado super agusto”, asegura.

La hamburguesa Caníbal se acompaña de cebolla crujiente y una salsa de Jack Daniel´s.
La hamburguesa Caníbal se acompaña de cebolla crujiente y una salsa de Jack Daniel´s.
A. Toquero

El local lo cogieron en enero y ellos mismos se han ocupado de buena parte de la reforma. Eliminaron el gotelé de las paredes para dejarlas a la vista y han creado un ambiente “muy de pub”, explican, “con un aire industrial”. Han solicitado una terraza, pero, de momento, en el exterior solo disfrutan de un pequeño espacio de bienvenida al aire libre.

Como no quieren encasillarse como hamburguesería, la carta ha nacido con unas cuantas propuestas más para compartir. Por ejemplo, en un brioche que elabora para ellos Le Petit Croissant esconden dos bocados de mucho nivel: carrillera de ternera, parmesano y salsa cremosa de chocolate, y meloso de rabo de toro, salsa de chiles y pico de gallo.

Cremoso de queso con chocolate.
Cremoso de queso con chocolate.
A. Toquero

“Quiero hacer más platos como poner en el mismo brioche un steak tartar o elaborar una pizza con carpaccio de picaña madurada”, sugiere Carlos Boudet. Y es que las ideas fluyen a borbotones en su cabeza. Para eso, precisamente, eligió el camino revirado de Canibal Royal, buscando la inspiración y el reto frente a la comodidad de la cocina de un hotel con la faena del día a día totalmente programada.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión