Despliega el menú
Gastronomía
Suscríbete

Gastronomía

recetas

'Cake pops' o bolas de pastel: la versión con Oreo para mimar a mamá en su día

Sin necesidad de horno y con pocos ingredientes, esta receta es ideal porque no necesitas hacer un bizcocho. 

Originarios de la repostería americana, los 'cake pops' han ganado popularidad en el mundo.
Originarios de la repostería americana, los 'cake pops' han ganado popularidad en el mundo.
Pixabay

Un pastel pero con forma de piruleta. Los cake pops o bolas de pastel se han convertido en una auténtica innovación proveniente de la cocina americana. Fáciles de preparar y con múltiples variaciones de sabores e ingredientes, esta receta fue nuestra elegida para mimar y sorprender a mamá en su día. En su versión con Oreo y decoración personalizada, son un detalle digno de ocasiones especiales. 

Maneras de preparar estos dulces hay miles. Sin embargo, hemos decidido apostar por una sin horno y de rápida elaboración. ¿Lo mejor? Es que tampoco necesitas cocinar un bizcocho. Es decir, en esta ocasión la clave está en el sabor de las galletas Oreo y el secreto en el tiempo que las bolitas permanecen en el congelador (al menos 60 minutos considerando cada paso).

Además, si quieres llevar tus cake pops al siguiente nivel, no hay nada mejor que añadir una decoración alegre. Desde frutos secos triturados, fondant o incluso (y todavía más fácil) los coloridos toppings de decoración de repostería que se encuentran en distintos tipos de supermercados. 

Ingredientes

  • 15-20 galletas Oreo
  • 90 gramos de queso crema tipo Philadelphia​
  • 12 palitos para cake pops, brochetas o piruletas
  • 120 gramos de chocolate blanco
  • 180 gramos de chocolate con leche​
  • Papel de horno

Preparación

  1. Triturar las galletas Oreo (con batidora, minipimer o cualquier robot de cocina) y ponerlas en un bol para mezclar con el queso crema.
  2. ​El objetivo principal es revolver hasta conseguir una masa homogénea entre ambos ingredientes.
  3. ​Cubrir una bandeja con papel de horno y formar bolitas (con las manos) de 20-25 gramos de masa por cada 'cake pop'.
  4. Llevar la bandeja con las bolitas al congelador unos 15 minutos.
  5. Una vez sacadas del congelador, hay que darles nuevamente forma con las manos. Después hay que llevarlas otros 15 minutos al congelador.
  6. Mientras las bolitas siguen en el congelador de la nevera, fundir los chocolates (por separado) al baño María.
  7. Finalmente, sacar las bolitas del congelador y fijar cada palito en el centro de cada uno de los 'cake pops'. Un truco para evitar que queden inestables y poder fijarlas, es pasar la punta del palito por el chocolate antes de introducirlo en la bolita de 'cake pop'.  ​
  8. Ojo que antes de bañar las bolitas en chocolate, los 'cake pops' tienen que estar muy fríos y, por eso, hay que llevarlos nuevamente al congelador  otros 30 minutos. 
  9. ​Cubrir los 'cake pops' con el chocolate derretido (unos blancos, otros de leche o mixtos). Después no olvides quitar los excesos de chocolate y decorar al gusto (con frutos secos triturados, fondandt, azúcar o cualquier tipo de 'topping' de repostería). 

Apúntate a la newsletter de gastronomía y recibe en tu correo recetas para hacer en casa.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión