Gastronomía
Suscríbete por 1€

Gastronomía

Deporte al aire libre

¿Escapada por el monte? Dos 'snacks' para recuperar fuerzas y huir de los bocadillos

El típico bocadillo de tortilla o jamón quedará en un segundo plano gracias a recetas perfectas para llevar en la mochila.

Las fajitas o pitas son una gran opción para llevar.
Las fajitas o pitas son una gran opción para llevar.
Pixabay

Uno de los puntos primordiales a la hora de salir de excursión es la preparación de tentempiés y comidas para recuperar fuerzas a lo largo del camino. Además de llevar suficientes previsiones de agua o averiguar si se podrá rellenar el botellín, hay que calcular las comidas necesarias a lo largo de la ruta para no pasar hambre o, incluso, sufrir alguna bajada de glucosa por el camino que pueda entorpecer la ruta. 

Sin embargo, parece que la única opción de comida a la hora de salir de escapada por el monte es el típico bocadillo que, lejos de desmerecerlo, puede cansar un poco si estamos acostumbrados a completar rutas habitualmente. Por eso (y para escapar de la baguette con tortilla de patata, jamón o chorizo), pensamos nuevas recetas que sin dejar de lado el sabor son tan prácticas para llevar en la mochila como para comer en cualquier lado.

Tortillas de maíz o pan de pita

Nunca hay que olvidarse de la versatilidad de estos panes que, hechos con diferentes cereales como el trigo o el maíz, dan energía y pueden combinarse cualquier otro alimento. Por ejemplo, optar por unas tortillas de maíz con una base de huevo, jamón de pavo o york, unas lonchas de queso y unas rodajas de tomate, tendrá como resultado una fajita fría perfecta para comer durante una excursión y disfrutar del momento de relax.

Tartas saladas o empanadas

Estas preparaciones, que deberán dejarse hechas la noche anterior a la salida, combinan carbohidratos y proteínas y son tan fáciles de comer como de preparar, ya que basta con meterlas al horno. En ambos casos habrá que preparar un relleno que, para la actividad que nos atañe, puede ser de atún con huevo duro y tomate ya que es ligero pero muy sabroso a la par que nutritivo.

De picar

Para esos ratos en los que hay que matar el hambre, es ideal apostar por cosas ligeras y energéticas. Las zanahorias crudas, peladas y almacenadas en una bolsa hermética, son perfectas para calmar la gula. No pueden faltar frutos secos o nueces, que darán un chute de energía perfecto para las excursiones ni las manzanas o plátanos, perfectos para comer durante el camino y muy fáciles de transportar. 

¿Quieres recibir todas nuestras propuestas de planes para mantenerte en forma? Apúntate y te enviaremos nuestra newsletter.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión