Gastronomía
Suscríbete por 1€

recetas

Quiche Lorraine: la reina de las tartas saladas en cinco pasos

Para comerla fría o caliente, esta preparación es ideal para todo tipo de mesas y temporadas. 

Fácil y deliciosa, la quiche Lorraine es ideal tanto fría como caliente.
Fácil y deliciosa, la quiche Lorraine es ideal tanto fría como caliente.
Pixabay

Originaria de Francia y específicamente de la región de Lorena (al noreste de ese país), la quiche Lorraine se ha convertido en la verdadera reina de las tartas saladas. Con una base de masa quebrada y un relleno de huevos, nata, bacon y queso, este plato también cuenta con una serie de variaciones en los libros de recetas si de añadir ingredientes se trata. Pero, más allá de las modificaciones, lo cierto es que la versión tradicional es una preparación estrella para todo tipo de mesas. 

Según varios expertos de la cocina francesa, el secreto para conseguir una quiche Lorraine inolvidable está en la textura crujiente de la masa. Para esto, lo más importante es el primer paso: hornear la lamina de masa sin el relleno pero cubierta con aluminio y algo de peso (como alubias o lentejas). Lo anterior, evita que la base obtenga volumen y humedad antes de incorporar los ingredientes. Ojo que si apuestas por una masa preparada en casa, también debes introducirla en el horno en una primera etapa. 

En esta ocasión, y para facilitar tu fin de semana, hemos dado con una receta simplificada en cinco pasos. Y es que para aprovechar el tiempo siempre viene bien contar con distintos tipos de sugerencias. ¿Buscas inspiración para el postre? Prueba con nuestra versión perfectamente cremosa del arroz con leche

Ingredientes

  • 1 masa quebrada 
  • ​350 ml de nata 
  • ​3 huevos
  • ​250 gr de bacon
  • 250 gr de jamón York
  • 500-550 gr de queso rallado

  • ​sal, pimienta y nuez moscada
  • 1 taza de legumbres (opcional)

Preparación

  1. Engrasar un molde con mantequilla y cubrirlo con la lamina de masa quebrada. Antes de hornear, se recomienda cubrir la masa con papel aluminio y poner algo de peso (como una taza de legumbres) para evitar que se suba. Hornear unos 12-15 minutos a 180º. Este paso es muy importante para conseguir una base crujiente.
  2. ​Para el relleno hay que saltear el bacon y el jamón York cortado en trozos pequeños (sin aceite ni líquidos) hasta que estén dorados. 
  3. ​En un bol batir los tres huevos y agregar la nata y el queso rallado. Añadir sal, pimienta y nuez moscada al gusto. 
  4. Poner en el fondo (la base) de la tarta salada el bacon y el jamón frío. 
  5. ​Añade a la masa cocida, el relleno (la mezcla de huevos, nata y queso) y hornea la quiche por unos 25-30 minutos.

Apúntate a la newsletter de gastronomía y recibe en tu correo recetas para hacer en casa.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión