Despliega el menú
Gastronomía
Suscríbete

Gastronomía

La Academia de Gastronomía reaviva con sus premios el pulso de la hostelería

La Prensa, el Congreso de Gastronomía y Salud, Bodegas Esteban Martín y Aceites Ferrer, entre otros galardonados.

Juan Barbacil, Eva Roy, Vicente Ferreira, David Pérez, Marisa Barberán, Sergio Ferrer, Ángel González, José Luis Yzuel, Elena Allué, Miguel Caballú, José Andrés Nalda y Óscar Navascués.
Juan Barbacil, Eva Roy, Vicente Ferreira, David Pérez, Marisa Barberán, Sergio Ferrer, Ángel González, José Luis Yzuel, Elena Allué, Miguel Caballú, José Andrés Nalda y Óscar Navascués.
Cristina Martínez

La Academia Aragonesa de Gastronomía, como otras muchas entidades, vio muy alterado su calendario de actividades el año pasado. Entre ellas, no pudo celebrar la entrega de sus premios anuales y este miércoles, con medio año de retraso, por fin tocó.

El acto se celebró en el restaurante La Rinconada de Lorenzo en un ambiente restringido de relativa normalidad. El presidente de la Academia, Ángel González, agradeció la asistencia de la directora general de Turismo, Elena Allué, y felicitó a los galardonados pero, sobre todo, a José Luis Yzuel, presidente de la Confederación Empresarial de Hostelería de España.

Esta entidad le concedió un premio especial "por su gran labor en defensa de la hostelería en un año tan complicado", destacó González Vera, quien puso las notas más emotivas de la velada al destacar también las virtudes personales del galardonado.

José Luis Yzuel agradeció el reconocimiento y en un tono apasionado manifestó que "de esta vamos a salir; esto será algo explosivo, el mercado y la sociedad reconocerán todo lo que la hostelería ha hecho y que se nos ha quitado". Además, se mostró reivindicativo frente a las administraciones y puso en entredicho "decisiones de las autoridades sanitarias que en unos sitios han arruinado al sector hostelero y en otros no".

Durante el acto, se entregó el premio al mejor establecimiento de comida familiar de Aragón al restaurante La Rinconada de Lorenzo, que el año pasado celebró sus bodas de oro. Lo recogió Óscar Navascués, quien trasladó el orgullo que siente su familia por este reconocimiento.

Para el restaurante La Prensa de Zaragoza fue el galardón al mejor restaurante. David Pérez y Marisa Barberán recordaron que en 2020 también se cumplieron 50 años de este establecimiento, "no como restaurante, que lleva 20, pero sí como bar de barrio, que es lo que fue en sus inicios".

Bodegas Esteban Martín, de Alfamén, se llevó la distinción a la mejor bodega. Eva Roy, responsable de exportación y comunicación, valoró el hecho de ser un premio de la tierra. "Hemos recibido varios internacionales, pero este nos hace mucha ilusión", dijo. Esta bodega prácticamente exporta el 95% de su producción, así que su contribución a difundir la imagen de Aragón en el exterior fue un aspecto muy destacado.

El reconocimiento a la mejor labor gastronómica en el ámbito de la difusión fue para el Congreso de Gastronomía y Salud de Heraldo de Aragón. El director de Relaciones Institucionales de Henneo, José Andrés Nalda, valoró la apuesta por estos dos argumentos que hoy en día tienen una relación tan estrecha.

El ámbito de la investigación también tuvo su recompensa. En esta edición el galardón lo recibió el Laboratorio de Análisis de Aromas y Enología. Vicente Ferreira, catedrático de Química Analítica, puso el acento en que "es uno de los pocos laboratorios del mundo que estudia el aroma y el sabor".

Finalmente, la mejor almazara fue Aceites Ferrer, de Bierge (Huesca), una empresa familiar que trabaja con variedades autóctonas como verdeña, alquezana y negral "poniendo en valor los olivos centenarios de la Sierra de Guara", tal y como señaló su propietario, Sergio Ferrer.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión