Despliega el menú
Gastronomía

Gastronomía

recetas

Crema de espinacas: un plato ideal para calentar el cuerpo en invierno

Deliciosa y ligera, esta receta es alta en fibra, vitaminas y tiene múltiples beneficios para la salud. 

Crema de espinacas, ideal y ligera para el invierno.
Crema de espinacas, ideal y ligera para el invierno.
Pixabay

Sencillas, fáciles y rápidas. Las cremas son de esas preparaciones que no pueden faltar en invierno en casa. Ideales para afrontar los días más fríos. Algunas de las más populares están elaboradas con calabaza, cebolla o espinacas. Y es que, con la llegada de las bajas temperaturas, el cuerpo nos exige alimentos calientes, ricos en fibra, vitaminas y muy energéticos. 

En el caso de la espinaca, esta verdura de hojas verdes cuenta con propiedades que favorecen al sistema inmunológico, también tiene poder antioxidante y rejuvenecedor. Se dice que la mejor manera de comerla es cruda (en ensaladas), pero se recomienda incluirla en el menú de la semana como ingrediente, ya sea hervida, salteada o al vapor. Otro dato interesante, es que su cultivo se puede realizar en cualquier época del año para disfrutarla en todas las temporadas. 

Hoy os enseñaremos a preparar una deliciosa crema de espinacas, perfecta para estos momentos en que necesitamos un shot de energía para terminar 2020. ¿Lo mejor? Es que no tardarás mucho tiempo, porque se necesitan cuatro ingredientes. Solo tienes que seguir la receta paso a paso y en tan solo unos minutos podrás disfrutar de la mejor opción para calentar el cuerpo. Si estás en búsqueda de trucos, también puedes conseguir una versión proteica

Toma nota de todo lo que necesitas antes de comenzar:

Ingredientes

  • 900 gramos de espinacas 
  • 2 cucharadas de harina
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 1/2 litro de leche

Preparación

  • Hervir los 900 gramos de espinacas en abundante agua con sal y cuando estén listas, hay que sacarlas con cuidado y escurrirlas. 
  • Para hacer la bechamel, en una olla o cazo mediano, echar el aceite cubriendo toda la base. Cuando esté caliente agregar la harina y remover con una cuchara de palo. Removemos durante un par de minutos más con energía para mezclar muy bien la harina con el aceite.
  • Añadir lentamente la leche y remover sin parar para evitar que se generen grumos.
  • Mezclar todo junto con las espinacas y después triturar todo en un robot de cocina (la idea es conseguir la consistencia de la crema). 
Etiquetas
Comentarios