Despliega el menú
Gastronomía

Gastronomía

Recetas saludables

Reaprovechamiento en la cocina: una receta con las sobras de Año Nuevo

Las carnes asadas y los pescados, ingredientes habituales en las recetas de Navidad, se pueden reaprovechar en preparaciones como croquetas.

Pita de pollo y salsa de yogur por Javier Sánchez.
Pita de pollo y salsa de yogur por Javier Sánchez.
Javier Sánchez

Pasó en Navidad y volverá a pasar en Nochevieja: siempre se cocina comida de más. Pero este año, en vez de tirar las sobras, ¿por qué no tratar de reaprovechar los ingredientes principales? Lo mejor de todo  es que volver a comer asado del primer día del 2021 no está reñido con la vuelta a la alimentación saludable, ya que las recetas de aprovechamiento también pueden encajar a la perfección con nuestros objetivos deportivos y nutricionales.

Para conseguir el equilibrio perfecto entre salud, economía y sabor, el nutricionista y chef de la Escuela de Salud Vive! Javier Sánchez nos ayuda a corregir el exceso de comida de Nochevieja y Año Nuevo al mismo tiempo que cuidamos la salud. "La forma en la que empezamos en año es importante y seguro que ya hemos hecho la lista de buenos propósitos para el año que viene, entro los que se suele encontrar la salud", explica este chef.

Javier añade a la lista un nuevo propósito muy fácil de conseguir con estos consejos y trucos: reducir el desperdicio alimentario. Los ingredientes que sobran en las preparaciones diarias pueden tener una segunda vida culinaria en guisos, pestos o salsas y, si no, se pueden llevar hasta los contenedores que recogen los desperdicios orgánicos para convertirlos en compost.

Pastel de carne a la americana

Uno de los ejemplos que este chef ha preparado como idea de receta de aprovechamiento es el pastel de carne, muy típico de la cocina inglesa y norteamericana. Es una preparación perfecta ya que se puede se puede congelar y disfrutar en diferentes días. Los ingredientes necesarios son:

  • Un kilo de la carne que haya sobrado.
  • Media cebolla.
  • Dos dientes de ajo.
  • Dos huevos.
  • Media taza de leche.
  • Media de pan rallado.
  • Especias al gusto.
  • Y las verduras que hayan sobrado para la salsa.

Para cocinar este meatloaf se necesitan menos habilidades y tiempo de lo que pueda parecer, ya que la carne está previamente asada y la cocción se realiza en el horno:

  1. Picar finamente (con cuchillo o procesador de alimentos) la carne que nos haya sobrado de otros días.
  2. Juntarla en un bol grande con la cebolla picada, el ajo, los huevos, la leche y el pan rallado.
  3. Usar especias al gusto y salpimentar.
  4. Meter la mezcla en un molde forrado con papel de horno.
  5. Echamos un poco de salsa de verduras por encima.
  6. Hornear durante 60 minutos a 180ºC.
  7. Servir cortado acompañado con la salsa.

Otros trucos para no tirar comida

El nutricionista Javier Sánchez propone otra serie de trucos o ideas para reaprovechar (casi) todo lo que sobre de las celebraciones navideñas. Empezando por los platos principales como el pescado y la carne, se puede:

  1. Opción 1: Desmiga o corta la carne que sea, se puede conservar en bolsitas individuales en el congelador y usarlo para futuros bocadillos, hamburguesas, sándwiches, etc. Por ejemplo, se pueden hacer unas deliciosas pitas de pollo y verduras. Si está la preparación es algo mas “seca” consérvalo con algo de caldo o salsa de verduras.
  2. Opción 2: Las croquetas son la receta de aprovechamiento por excelencia. Tanto de carne como pescado. Son preparaciones algo calóricas, pero no prohibidas. Elabora croquetas, congela adecuadamente y utilízalas según demanda.
  3. Opción 3: Hay preparaciones que asociamos a películas americanas, pero son muy sencillas de hacer, e interesantes en cuanto a salud como puede ser el pastel de carne o pastel de pescado. 
  4. Opción 4: Se pueden reintroducir a guisos, principalmente piezas que han podido quedarse algo mas secas. El juntarlos con una legumbre, algo de caldo y especias puede darle una segunda vida a una carne o pescado algo reseco.

Si lo que ha sobrado han sido las verduras con las que acompañar los asados, estén cocinadas o crudas, las opciones son:

  1. Opción 1: Las cremas son una muy buena opción para estos días, ya sean de una única variedad (crema de zanahoria con jengibre) o mix de verduras (las que tengamos por la nevera) que también permite congelar y guardar para días posteriores.
  2. Opción 2: La mejor idea para servir las ensaladas es sin condimentar, para que se puedan conservar frescas en la nevera durante mas días sin que se vea afectada la textura. Condimentadas son difíciles de reutilizar.

Y, por último, en el caso de los turrones y dulces no hay mayor problema que lidiar con la tentación más que con la fecha de caducidad, Aún así, pueden utilizarse en postres más elaborados como tartas o flanes. Todo es cuestión de ponerse un poco creativo en la cocina. 

¿Quieres recibir todas nuestras propuestas de planes para mantenerte en forma? Apúntate y te enviaremos nuestra newsletter.

Etiquetas
Comentarios