Despliega el menú
Gastronomía

Gastronomía

recetas saludables

Verduras, jamón y masa filo: el trío perfecto para una receta sana y sabrosa

La pasta filo es muy fina y combina a la perfección con hortalizas y carnes.

El resultado final de los rollitos con masa filo.
El resultado final de los rollitos con masa filo.
Nano Alutiz.

Estos días en los que se pasa más tiempo en casa, se puede aprovechar para practicar entre fogones y probar nuevas recetas y elaboraciones que, a la par que saludables y nutritivas, sean novedosas, originales y sabrosas. Para ello, el nutricionista Nano Alutiz presenta una ingeniosa receta en la que masa filo es la protagonista.

La masa filo o pasta filo es una masa hecha con harina, aceite, agua y sal muy fina, casi transparente. Es de origen griego y se usa tanto en este tipo de cocina como en la árabe, donde es la pieza principal de postres como el baklava. Se puede hacer en casa, aunque manipularla es un proceso algo delicado, por lo que también puede comprarse. Es baja en grasas y tiene aproximadamente 50 gramos de carbohidratos por cada 100 gramos de masa.

Para preparar, entonces, esta receta se necesitarán los siguientes ingredientes (aunque las verduras también se pueden variar al gusto):

  • Un calabacín.
  • Un puerro.
  • Un pimiento verde.
  • Un pimiento rojo.
  • Un puñado de tomates cherry o un tomate normal picado.
  • Un diente de ajo.
  • Una cebolla.
  • Caldo de verduras o de pollo
  • Tiras de jamón serrano.
  • Queso rayado.
  • Masa filo.

Una vez que se tengan todos los ingredientes preparados (y pesados en caso de que requiera conocer las calorías y los macronutrientes), se enciende el fuego... ¡y manos a la obra!

  1. Trocear todas las hortalizas y echarlas en la sartén.
  2. Se saltean y se echa un vaso de caldo de verduras o de pollo.
  3. Cortar jamón en taquitos y se añade al sofrito.
  4. Añadir el queso rayado y cuando esté fundido, reservar.
  5. Cortar las porciones de masa filo y rellenar con el sofrito.
  6. Se colocan en una bandeja de horno, se pintan con huevo los rollitos y se meten en el horno, previamente precalentado.
  7. Se mantienen 15-20 minutos, hasta que el rollo se ponga dorado.

Lo bueno de esta preparación es que luce mucho en la mesa pero es muy sencilla de ejecutar. Puede servirse de primer plato, como aperitivo y es ideal también para la cena. Además, es muy fácil convertirla en una preparación apta para vegetarianos. Si te queda alguna duda de cómo realizarla, aquí tienes el vídeo con todos los pasos.

¿Quieres recibir todas nuestras propuestas de planes para mantenerte en forma? Apúntate y te enviaremos nuestra newsletter.

Etiquetas
Comentarios