Despliega el menú
Gastronomía

Gastronomía

alimentación

La fruta y verdura de temporada en noviembre: del caqui a la coliflor

En noviembre se recibe en las cocinas a varias de las frutas y verduras de consumo más común.

Los caquis, fruta de temporada de noviembre.
Los caquis, fruta de temporada de noviembre.
Pixabay

Estamos con el invierno a la vuelta de la esquina, aunque los termómetros se empeñen en desmentir esa sensación y nos obliguen a revisar frecuentemente el calendario para asegurarnos de que sí, estamos en pleno noviembre. En este mes ha dado la bienvenida a varias frutas y verduras de temporada: consumirlas es un beneficio múltiple que nota el organismo, el sector y, por supuesto, la economía doméstica. Luego está la cuestión del sabor, porque aunque suene repetitivo, siempre es interesante que una fruta o verdura sepan a lo que se supone que deben saber.

Frutas de temporada en noviembre

Noviembre es el mes de caqui. No hay que consumirlo a lo loco, dada la alta presencia de hidratos de carbono y calorías en comparación a otras frutas, pero su riqueza en fibra es una de las más altas en el mundo frutal, y su consumo ayuda a mantener la piel sana. Además, también son ricos en calcio, por lo que benefician a nuestros huesos. También ha llegado ahora la chirimoya de este año, un antimicrobiano y antioxidante natural que colabora a facilitar la digestión. También es temporada ya de las frutas ácidas más comunes como mandarina, naranja o limón, e igualmente se pueden conseguir kiwis, manzanas, peras y plátanos de nueva cosecha. Y ha llegado ya a los mercados la uva, tanto blanca como tinta, una vez culminada la vendimia.

Verduras de temporada en noviembre

Noviembre es un mes de acelga, verdura humilde que gracias a su alto contenido en carotenos ayuda a la prevención de cataratas y problemas cardiovasculares. Además, está riquísima bien rehogada, y posee un gran efecto depurativo y diurético por su alto contenido en potasio. También es temporada de alcachofa, que igualmente tiene efectos depurativos y que añade además su papel de eliminadora de toxinas, protectora del hígado y reductora del colesterol malo y los triglicéridos. Ya sea cocida o a la plancha, cortada en forma de láminas florales, es un plato muy sabroso.

Noviembre es un mes excelente para hacer más fuerte nuestra amistad con el calabacín o la berenjena, y también es tiempo del mejor apio, que regula el ácido úrico y la tensión arterial. También hay que dejar sitio al ajo y sus célebres propiedades cardiovasculares.

En este mes también están frescas las coles en todas sus variantes: coliflor, lombarda o brócoli. Es buen momento para las ensaladas de escarola, repollo, lechuga, remolacha o espinaca, además de los primeros platos saludables a base de endibias o guisantes. En los mercados de temporada se puede hallar en estos días excelente pimiento y zanahoria; se abre la temporada de las porrusaldas con ese puerro que mejora todos los guisos, y se puede recurrir al rábano o el nabo para aligerar recetas contundentes.

Etiquetas
Comentarios