Despliega el menú
Gastronomía

Gastronomía

Beneficios de las castañas: cómo hacerlas al horno o al microondas

Este fruto seco es una imagen típica del invierno en las calles, pero tiene múltiples aplicaciones en la cocina durante el año.

Castañas
Castañas
Pixabay

La temporada de las castañas coincide con el otoño y el invierno, y es entonces cuando reúne un mayor número de cualidades interesantes desde el punto de vista gastronómico y saludable; eso sí, su consumo puede extenderse al resto del año. Debido a su alto contenido en taninos, no se comen crudas: lo ideal es asarlas u hornearlas, tomando la precaución en el caso del horno de abrirlas ligeramente para que no estallen al calentarse. También se pueden hacer hervidas, en puré o simplemente secadas (se les llama pilongas) o en forma de harina, que además no tiene gluten. En las ciudades es muy típico hallarse en las calles céntricas con las castañeras, que sirven su producto a la antigua usanza, en cucuruchos de papel. Este oficio lo desempeñan habitualmente mujeres, aunque esta realidad no es un rasgo exclusivo de la profesión. Este año de circunstancias especiales no se ve demasiado a las castañeras por las calles.

Cómo hacer castañas asadas el horno

Al comprar las castañas es importante tener en cuenta el estado de la piel, que debe ser brillante. Para conservarlas en casa, se aconseja guardarlas en un lugar fresco y seco.

  • Realiza un pequeño corte a cada castaña y colócalas en una bandeja apta para horno.
  • Con el horno precalentado, hornea a 200ºC durante 20-25 minutos. Sazona por encima y sirve.

Cómo hacer castañas asadas al microondas

  • Se hace un corte longitudinal o en cruz en la castaña, porque si no pueden reventar al hacerse por dentro. 
  • Ponerlas en un un recipiente apto para microondas; si se tiene un aparato con alta potencia (1.000 vatios) se dejan dos minutos a máxima potencia. Por cada 200 vatios menos de potencia hay que sumar 30 segundos de cocinado: con un aparato de 800 vatios, hay que tenerlas dos minutos y medio, por ejemplo. Luego solo hay que dejarlas enfriar un poco, y a comer.

Beneficios de las castañas

Casi la mitad de la castaña es agua, y el aporte de carbohidratos también supone buena parte de su composición; igualmente tiene fibra, proteína vegetal y un 5% de grasa vegetal (omega 3 y omega 6, cardioprotectoras), además de multitud de vitaminas, especialmente en el grupo B. Igualmente aportan minerales como el potasio, el calcio, el magnesio o el zinc, entre otros. Su carácter saciante las hace también apropiadas para dietas, especialmente la vegana.

Otras propiedades de las castañas

Las castañas ayudan a regular la diabetes, ya que sus carbohidratos son de absorción lenta. Además, su contenido en aminoácidos las hace ideales para deportistas y también para personas entradas en años. Igualmente favorecen el tránsito intestinal por la presencia de la fibra, apoyando la buena salud de la flora bacteriana. También son diuréticas, previenen el estreñimiento y la hipertensión arterial, ya que tienen un bajo contenido en sodio y mucho potasio.

Por último, pero no menos importante, las castañas ayudan en la batalla contra la anemia y la fatiga, por la presencia de hierro en su composición.

Etiquetas
Comentarios