Despliega el menú
Gastronomía

Gastronomía

recomendación

Tres recetas que necesitan chocolate al baño maría: cómo prepararlo sin poner perdida la cocina (¡ni quemarlo!)

En el catálogo de Amazon hemos encontrado un recipiente que lo funde y lo mantiene caliente, perfecto para celebrar su Día Internacional el próximo 13 de septiembre.

Conseguir la temperatura de fundido y mantenerla no es tarea sencilla.
Conseguir la temperatura de fundido y mantenerla no es tarea sencilla.
Freepik

A cualquier hora y en cualquiera de sus versiones, el chocolate es uno de los placeres gastronómicos que más nos apasiona y, también, uno de los primeros en aparecer en la lista de alimentos prohibidos cuando nos ponemos a dieta. Sin embargo, un consumo moderado y de aquel que contenga un mínimo de 70% de cacao resulta saludable y beneficioso para la salud, puesto que ayuda a controlar los niveles de estrés y previene el envejecimiento, entre otros factores. Así que, con estos datos, los lamineros ya tienen una nueva excusa para saborear unas onzas de chocolate sin ningún tipo de remordimientos.

ero, además, el 13 de septiembre, aquellos que no podrían vivir en un mundo sin este dulce tienen una nueva oportunidad de disfrutar de este manjar, y es que esa jornada se celebra el Día Internacional del Chocolate. Así que, como no podía ser de otra forma, has decidido ponerte manos a la obra para preparar un postre en el que este alimento sea el protagonista. ¿Tu objetivo? Conseguir el aplauso de todos los comensales cueste lo que cueste, aunque, para ello tengas que manchar toda la cocina. Y es que fundir chocolate sin poner todo perdido no es fácil.

Pero, ¿y si te dijésemos que existe una forma de hacerlo sin tener que manchar un montón de cuencos y ollas? Para lograrlo, podemos echar mano de unos fundidores de chocolate que, además, pueden usarse como 'fondue'. Estos pequeños electrodomésticos mantienen este dulce caliente de forma constante y cuentan con un cazo extraíble para facilitar su limpieza. Ejemplo de ello es el que hemos encontrado en Amazon: es de la marca Lacor, tiene capacidad de un litro, 70W de potencia y cuesta menos de 35 euros. ¿No se te hace la boca agua solo de pensarlo?

El cazo para baño maría, de Lacor.
El cazo para baño maría, de Lacor.
Amazon

Tres recetas para estrenar el fundidor de chocolate

Mousse de chocolate
1

Mousse... ¡exprés!

Para preparar esta receta, y disfrutarla un par de horas después, solo hay que introducir en nuestra ‘fondue’ 160 gramos de chocolate al gusto (negro, con leche o blanco) con 50 de mantequilla y derretirlos al baño maría. Cuando esté listo, añadir las yemas de dos huevos grandes (o tres medianos), mezclar bien y dejar reposar. Mientras, montar las claras restantes a punto de nieve y, una vez listas, agregar a la masa anterior con movimientos envolventes para dar aire a la mezcla. Ahora, solo queda repartirlo en moldes individuales, déjalo enfriar dos horas... ¡y listo para disfrutar!

Helado de chocolate
2

Helado casero

Aunque conseguir la textura perfecta no es fácil, siguiendo bien todos los pasos, lo conseguiremos. Para empezar, hay que mezclar en un cuenco las yemas de dos huevos medianos con unos 50 gramos de azúcar glas hasta mezclar una crema ligera. La echamos en la ‘fondue’ y le añadimos 300 gramos de chocolate y lo dejamos derretirse. Una vez listo, retirar del fuego y dejar enfriar para poder montar los 150 ml de nata y agregarlos. Después, solo queda verterlo en un recipiente adecuado y congelar, sacándolo, aproximadamente, cada cuatro horas para romper los cristales batiéndolo y conseguir una textura cremosa.

Galletas de chocolate
3

Galletas de avena con chocolate

Hacer unas galletas de avena no tiene complicación, pero si queremos añadirle una cobertura de chocolate negro que las convierta en un capricho gourmet tendremos que preparar un buen baño maría donde untarlas una a una para conseguir el aspecto requerido. Así, solo hay que hacer la masa con un huevo, 50 gramos de mantequilla, 100 de copos de avena y 50 de salvado del mismo cereal, 20 gramos de panela, media cucharadita de levadura y una pizca de sal; dejarla enfriar en la nevera diez minutos y después darles forma y hornearlas a 180ª durante diez minutos (si hemos precalentado antes el horno). Una vez listas y frías, sumergirlas en chocolate fundido y dejarlas secar en una rejilla de horno hasta que estén duras.

Apúntate a la newsletter de gastronomíay recibe en tu correo recetas para hacer en casa.

En Heraldo buscamos las mejores ofertas de Amazon y otras tiendas. Los precios y disponibilidad pueden variar tras la publicación.

Etiquetas
Comentarios