Despliega el menú
Gastronomía

Gastronomía

gastronomía

La alta cocina aragonesa calienta fogones para reabrir sus puertas

El restaurante zaragozano Novodabo de David Boldova será el primero en volver a recibir clientes, el próximo lunes.

Karra Elejalde, amigo de David Boldova, en el programa ‘S.O.S. Alimentos. Karra al rescate’.
Karra Elejalde, amigo de David Boldova, en el programa ‘S.O.S. Alimentos. Karra al rescate’.
RTVE

La desescalada del confinamiento va cumpliendo las fases previstas y si todo sale como parece, a partir del próximo lunes, día 25 de mayo, Aragón pasará a la fase 2, momento en que podrán reabrir los restaurantes. 

Ante esta perspectiva, la mayoría de los establecimientos aragoneses que están en posesión de estrellas Michelin o soles Repsol se preparan para la vuelta al trabajo. Así, el zaragozano Novodabo, del chef David Boldova –único en posesión de dos soles Repsol en la comunidad–, será el primero en hacerlo, justamente el primer día de entrada en la fase 2. 

Ubicado en el chalé de la plaza de Aragón, el lunes abrirá tanto la terraza de su jardín exterior como la sala del restaurante. Afuera se podrá disfrutar de aperitivos y tapas y del menú de mediodía –que bautizan ‘A midi’ y que costará 25 euros con entrante, principal y postre, bebida aparte–, mientras que en el restaurante interior se servirá este mismo menú y el degustación, que cuesta 50 euros e incluye cuatro aperitivos y cinco pases más. Serán, a partir de ahora, platos individuales, pues con la nueva norma se prohibe servir platos o fuentes para compartir.

La reapertura del Novodabo ha conseguido en los últimos días bastante notoriedad en las redes sociales gracias a un vídeo que ha difundido el actor Karra Elejalde, en el que recomienda visitar este establecimiento zaragozano, que conoció hace tres años, cuando lo visitó con ocasión del programa ‘S.O.S. Alimentos. Karra al rescate’. El intérprete vasco y el chef aragonés se hicieron amigos y desde entonces se pasa por Novodabo siempre que puede.

Otro establecimiento madrugador será el zaragozano El Chalet, del chef Ángel Conde (un sol Repsol), que atenderá a su clientela a partir del próximo martes, a la que ofrecerá sus platos de la carta además de tres propuestas a precio cerrado (35, 45 y 55 euros, respectivamente). La nueva normativa establece que la carta o la composición de los menús tendrán que especificarse por medios digitales o con papel impreso de un solo uso para cada cliente.

Diego Millán y Ramces González, responsables del restaurante Cancook.
Diego Millán y Ramces González, responsables del restaurante Cancook.
Raquel Labodía.

También tiene fecha prevista de apertura el restaurante Cancook que dirigen Ramces González y Diego Millán, ubicado en el sector Romareda de la capital aragonesa. Este establecimiento, que goza tanto de una estrella Michelin como de un sol Repsol, volverá a la actividad el miércoles 3 de junio y lo hará con su oferta acostumbrada de tres menús degustación cuyos precios oscilan entre los 62 y los 100 euros. 

En opinión de Diego Millán, sus clientes están deseando volver –como se comprueba ya, de hecho, con las abundantes reservas confirmadas– y no pasará mucho tiempo antes de que se normalice la actividad en estos restaurantes. En cuanto a las limitaciones de aforo, ni en este ni en otros locales habrá mayores problemas porque tienen suficiente espacio para cumplir con las distancias entre las mesas y porque, dada su oferta, las reservas suelen ser de dos o de cuatro personas y ni siquiera en el pasado se llegaba al tercio de su capacidad total, que en este caso es de 88 comensales.

Al día siguiente, 4 de junio, volverá a la actividad el restaurante Absinthium (un sol Repsol), ubicado en el hotel Oriente, a cuyos mandos están Jesús Solanas y Roberto Alfaro. Volverán con sus fórmulas gastronómicas de siempre aunque con un horario más restringido (jueves y viernes por la noche y sábado a mediodía y por la noche), aunque siempre dispuestos a abrir cualquier día para eventos privados o comidas de grupo o de empresas.

María José Meda, chef de la hospedería El Batán, en Tramacastilla.
María José Meda, chef de la hospedería El Batán, en Tramacastilla.
Antonio Garcia/Bykofoto

Y otro establecimiento que ya ha fijado un día en el calendario para volver a la actividad es El Batán de Tramacastilla (Teruel), de la cocinera María José Meda, que ostenta una estrella Michelin y un sol Repsol. Será el fin de semana del 4 de julio, a partir del cual se espera una gran afluencia de clientes. De hecho, para el segundo fin de semana de julio ya tienen completas las habitaciones de la hospedería. Meda entiende que no les sería rentable abrir antes, pues el 99% de sus clientes son turistas y de ellos, el 15% extranjeros.

El resto de los establecimientos de alta cocina de Aragón no han decidido una fecha concreta para volver. El oscense Tatau Bistro, que luce una estrella Michelin y un sol Repsol, prevé hacerlo hacia mediados de junio, cuando ya se permitan los viajes por todo el país, ya que la mayoría de sus clientes vienen de otras provincias, según Arancha Sáinz.

También hacia mediados de junio abrirán el oscense Lillas Pastia (una estrella y un sol) y el zaragozano Quema (un sol) de Carmelo Bosque, que aprovechará al máximo la terraza del museo Pablo Serrano para las veladas nocturnas. Las mismas fechas maneja La Venta del Sotón (un sol) de Esquedas, mientras que La Prensa, que tiene una estrella y un sol en Zaragoza, está esperando que se concreten más las condiciones para ajustarse a la normativa.

Etiquetas
Comentarios