Despliega el menú
Gastronomía

Gastronomía

vinos de aragón

Pirineos eleva la imagen y calidad de su gama 3404

La veterana bodega de la D. O. Somontano saca también dos nuevos varietales de chardonnay y gewürztraminer.

Equipo de Bodega Pirineos: Manuel Zorita, Javier Fillat, Silvia Arruego y Jesús Astrain.
Equipo de Bodega Pirineos: Manuel Zorita, Javier Fillat, Silvia Arruego y Jesús Astrain.
Eduardo Bueso

La Bodega Pirineos ha presentado la nueva imagen y composición de su gama 3404, por la que ha decidido apostar con fuerza con el aval del Grupo Barbadillo, al que pertenece. Con tan solo tres años de presencia en el mercado, los 3404 han calado entre los consumidores hasta el punto de que la bodega pone todo su empeño en hacer de estos vinos su santo y seña en todo el territorio nacional e incluso en el extranjero. 

"Es un proyecto sólido, tanto enológico como desde el punto de vista de su imagen, cuyo éxito va a ir en aumento", en palabras de Manuel Zorita, responsable comercial de la bodega. Según Silvia Arruego, directora gerente de Pirineos, los nuevos vinos "representan muy bien lo que es el Somontano, su esencia".

El éxito de la gama 3404, que comenzó con un tinto y que se amplió posteriormente con un blanco, ha posibilitado que este año se agrande con un rosado pálido y con un crianza. Además, con la etiqueta de Pirineos, la bodega estrena los monovarietales Gewürztraminer y Chardonnay de la añada 2019, que fue calificada como excelente por el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Somontano.

El enólogo de la bodega, Jesús Astrain, habló de cada uno de los vinos en la cata presentación que tuvo lugar en el River Hall, en Zaragoza. El 3404 Blanco está elaborado con chardonnay (70%) y gewürztraminer y es un vino muy expresivo "y orientado al mercado, muy fácil de beber", según el técnico. En cuanto al rosado pálido, se elabora con uvas de tempranillo y de cabernet sauvignon. Las primeras le dan aromas más frutales y las cabernet aportan algunos toques especiados.

El 3404 Tinto se elabora con cabernet, garnacha y moristel y con este vino, Astrain formula "una reinterpretación del tinto que se hacía en Somontano hace 50 años". Va dirigido a un público muy amplio y supone darle un plus al que salía hasta ahora con esta etiqueta, pues tiene más cuerpo y es más redondo.

3404 Crianza, de expresión madura, se inspira en la personalidad de los primeros reservas que se elaboraron en la región y, a la vez, se presenta con una clara vinculación a su homónimo joven, el 3404 Tinto: se define por su suavidad, con un perfil muy fresco y apetecible. Se hace con cabernet, merlot y moristel y ha estado 12 meses en barricas de roble francés.

Atractiva imagen de los nuevos vinos de Bodega Pirineos.
Atractiva imagen de los nuevos vinos de Bodega Pirineos.
J. L. S.

La marca 3404, que hace referencia a la altitud del Pico Aneto, ha sido vestida con una nueva y atractiva etiqueta, más acorde con la importancia que tiene ahora.

Bodega Pirineos completa su propuesta con dos monovarietales blancos, Gewürztraminer y Chardonnay 2019, cuya calidad pudimos contrastar en la cata. Son vinos puros y honestos, que trasmiten la riqueza de matices que ofrecen estas uvas tan bien adaptadas a los suelos y el clima de la comarca. "Vinos que expresan el mensaje de Somontano", como dijo Astrain. Todos ellos maridaron un exquisito almuerzo preparado por el equipo de cocina del Aura.

Etiquetas
Comentarios