Despliega el menú
Gastronomía

Gastronomía

receta

Tarta de queso, una receta fácil... si no cometes los errores más frecuentes

Esta elaboración es tan sencilla y socorrida que podemos pecar de confiados y no acertar con alguno de los pasos o de los ingredientes. 

Tarta de queso
La tarta de queso es una receta fácil de elaborar en casa.
Freepik

Ya sea en su versión 'light' o con dosis extra de dulzor en su receta con galletas Oreo, la tarta de queso es la reina de los pasteles más suaves. Y es que, para ella, todo el mundo tiene hueco. Además, su elaboración es tan sencilla y versátil, ya que se puede elaborar con o sin horno, que son muchos los que optan por incluirla en su recetario casero habitual. Sin embargo, esta aparente facilidad puede jugarnos una mala pasada, ya que hay errores que no se deben cometer si se quiere triunfar con este pase dulce

Cinco errores que nunca deberías cometer al prepararla 

Masa.
1

No escoger los ingredientes adecuados...

Como muchas elaboraciones, el éxito está en saber elegir unos ingredientes de calidad. Serán necesarios unos huevos (que nunca deben lavarse), harina, mantequilla, un yogur o nata, azúcar, la ralladura de la piel de un limón... Sin embargo, debemos desterrar la manteca de cerdo o los frutos secos, que no se encuentran en la receta original. 

Queso ricotta
2

... ¡incluso elegir un mal queso! 

¿Qué es una tarta de queso sin un buen producto base? Así, debemos escoger un queso adecuado, como puede ser una ricotta o el mascarpone, los más populares por su textura. Sin embargo, también se puede elaborar con un brie francés, un queso de vaca e, incluso, con cheddar. Ahora, una solución rápida es emplear el queso crema de terrina que, aunque efectivo, no ofrece el mismo sabor. 

Tarta de queso
3

 No darle importancia a la galleta

Si lo que queremos es una elaboración sencilla, rápida y vistosa, tendremos que optar por darle a la tarta una base de galleta que, aunque no esté en la receta original, el 'cheesecake se ha encargado de popularizar. Eso sí, a pesar de su aparente simplicidad, las galletas deben estar bien trituradas y bien mezcladas con la mantequilla. Tampoco debemos olvidarnos de que esta mezcla debe permanecer un rato en la nevera para reposar. 

Hornear
4

No comprobar el estado de la tarta antes de sacarla del horno

Como ocurre con todas las recetas de repostería, respetar los tiempos y las cantidades es fundamental para conseguir el éxito. Por ello, a la hora de introducir la mezcla de queso con el resto de ingredientes en el horno, habrá que estar pendiente de su cocción. Cuando haya pasado el tiempo oportuno, hay que comprobar el estado de la tarta introduciendo un palillo o un cuchillo en su interior. Si sale limpio, es que el pastel está listo. Eso sí, si hemos optado por hacer una base de galleta, esta mezcla no debe meterse en el horno. 

Mermelada de fresa
5

No darle un toque de sabor 

Para que la tarta quede exquisita, podemos aportarle un toque de sabor y una nueva textura añadiendo una capa de mermelada, de gelatina o de otros ingredientes. En el primer caso, podemos aprovechar para elaborar mermeladas caseras

Etiquetas
Comentarios