Despliega el menú
Gastronomía

Gastronomía

recetas

Cinco postres para saborear el Día de Reyes más allá del roscón

No hay mesa en la que no falte este dulce típico, pero los más golosos bien saben que no es la única receta que se puede disfrutar en esa jornada. 

Recetas de Navidad
El día de Reyes es la última oportunidad para aprovechar a disfrutar de los dulces de esta época.
Unsplash

Durante la Navidad, nos debatimos constantemente entre si queremos seguir con las grandes comilonas o si, por el contrario, preferimos que finalicen cuanto antes. Por un lado, estamos deseando que terminen para poder recuperarnos de los excesos navideños. Pero, por otro, no queremos despedirnos hasta el año que viene de algunos de los dulces típicos de esta época, como el turrón o los polvorones. Así que el día de Reyes es casi la última oportunidad para disfrutar de estos pases dulces que el calendario solo nos trae una vez al año (siempre y cuando no se tengan sobras como para enlazar un mes de diciembre con otro).  

Sin embargo, en esta jornada de ilusión, el protagonista es el roscón de Reyes, una delicias que, por suerte, los zaragozanos volvemos a disfrutar a finales de enero con la celebración de San Valero. Si queremos que el último pase de la comida no sea esta rosca tradicional o si tenemos más hueco en el estómago, estos postres bien merecen una oportunidad. 

Cinco dulces a los que hay que dejar hueco tras el roscón 

Panettone
1

Panettone

Aunque la elaboración de este pan dulce de Navidad es algo complicada, el resultado merece la pena. Primero hay que preparar el bizcocho un día antes, mezclando 200 gramos de harina de fuerza, 120 ml de agua y 40 gramos de levadura disuelta en esta última. Esta mezcla se deja en la nevera durante 12 horas. Una vez pasado el tiempo (y tras dejarla atemperar una hora), se vierte sobre un poco de harina y se amasa junto a dos huevos batidos, 20 gramos de azúcar invertido, 20 gramos de leche en polvo, 100 gramos de azúcar y la ralladura de una naranja. Por último, se añaden 80 gramos de mantequilla y se amasa 10 minutos. A la masa, se le añaden frutas confitadas, pasas o bolitas de chocolate. Tras varios procesos de levado para que el panettone alcance su particular tamaño, se hornea durante 40 minutos a 180 grados. 

Tronco de Navidad
2

Tronco de Navidad

Si lo que queremos es emular en la mesa una de las tradiciones de esta época, podemos elaborar una tronca de Navidad. Para el relleno, hay que calentar  150 ml de nata para montar hasta que empieza a hervir, momento en el que hay que añadir 125 gramos de chocolate, que se mezcla y se deja enfriar para después montar con varillas. Para el bizcocho, se baten cuatro huevos, 100 gramos de azúcar y media cucharada de extracto de vainilla. Se añade 100 gramos de harina tamizada y una pizca de sal. Después, la preparación se hornea durante 10 minutos en una bandeja. Por último, sobre la superficie se vierte el relleno y se enrolla sobre sí mismo. Para completar la elaboración, si se desea, se puede elaborar una cobertura de chocolate. 

Rollos de canela
3

Rollo de canela

Esta es tu receta si lo que buscas es algo fácil y resultón. Los rollos de canela son una de las recetas invernales por excelencia y son perfectos para la sobremesa del día de Reyes o para acompañar a un chocolate bien caliente. 

Galletas
4

Galletas

No hay postre más sencillo de elaborar que unas galletas caseras, con cuya preparación diremos adiós a los azúcares industriales. Con pepitas de chocolate o las de jengibre (muy adecuadas para esta época del año), sea cual sea, son un acierto seguro para cualquier sobremesa navideña. 

Pops de chocolate
5

Cake pops de chocolate

Vistosos, deliciosos y fáciles de preparar. Así son los cake pops de chocolate. Aunque lo más recomendable es preparar en casa el bizcocho de chocolate, también se puede emplear uno ya preparado. Cualquiera que sea nuestra elección, hay que desmenuzar unos 200 gramos y mezclarlo con una cucharada grande de leche condensada. Se moldean pequeñas bolitas con la mano y se colocan en una bandeja. Después, hay que fundir 200 gramos de chocolate con leche en el microondas y bañar las bolitas en él. Una vez bañadas, se pueden untar en fideos de chocolate u otras decoraciones. Por último, se reservan en el congelador durante una hora para que queden compactas. 

Etiquetas
Comentarios