Despliega el menú
Gastronomía

Gastronomía

Recetas

Solomillo Wellington, la receta más 'googleada' para preparar estas Navidades

Sorprender en la mesa es una de las premisas de los buenos anfitriones y esta elaboración clásica (y más sencilla de lo que parece) ayuda a conseguirlo. 

Solomillo Wellington
El solomillo Wellington es una de las recetas estrella de la Navidad.
Pexels

A la hora de sentarse a la mesa en Navidad, los buenos anfitriones se preocupan por agasajar a sus invitados con un buen jamón y un suculento menú que incluya algún caldo caliente que reconforte el cuerpo, en un intento por conseguir el aprobado de los comensales más exigentes. Un auténtico reto para aquellos que se meten entre los fogones en estas fechas. Así, superado el trámite de la decoración navideña y con una mesa digna de catálogo, solo queda preparar todos los pases del menú. El recetario de esta época admite un sinfín de elaboraciones, pero hay algunas que son las más populares, entre ellas, el solomillo Wellington, una de las recetas más 'googleadas' este mes de diciembre. 

En televisión, hemos visto preparar esta receta en multitud de ocasiones en 'talent shows' culinarios como 'Masterchef', donde esta elaboración se ha convertido en un reto fijo en cada edición. Los (casi) siempre resultados fallidos de esta prueba nos llevan a pensar que el solomillo Wellington tiene un procedimiento muy complicado y, sin embargo, su preparación es más fácil de lo que pensamos. 

Ya que el próximo 23 de diciembre comienza una nueva temporada de 'Masterchef Junior', ¿qué te parece ponerte a prueba como un auténtico aspirante televisivo para sorprender a tus comensales esta Navidad? 

Ingredientes 

  • Un kilo de solomillo de ternera (puede prepararse con carne de buey, de vaca o de cerdo)
  • Una plancha de hojaldre
  • Una cebolla
  • 400 gramos de champiñones
  • 200 gramos de jamón serrano 
  • 100 gramos de foie 
  • Un huevo
  • Aceite, sal y pimienta negra
  • Opcional: unas cucharadas de mostaza. 

Elaboración 

Solomillo
1

Marcar el solomillo 

Para que resulte más agradable el resultado final, debemos limpiar el solomillo de telillas y restos de grasa que cubren la pieza. Después, se salpimenta y se dora en una cazuela con un poco de aceite por todas sus caras, para que no suelte jugos durante el horneado que puedan estropear el hojaldre. También se puede realizar este paso en el horno, tras precalentarlo a 220 grados e introducir el solomillo durante 15 minutos. Hay que dejarlo enfriar y, si se desea, se puede envolver con una capa de mostaza. 

Champiñones
2

Preparar la farsa

Para el relleno, se trocea la cebolla y los champiñones (en cuadraditos pequeños). También se puede añadir jamón en taquitos. Esto se añade a la cazuela en la que previamente habíamos sellado el solomillo y se cocina. Cuando ya estén casi al punto, se añade, bajando la temperatura, el foie y se mezcla con el resto de ingredientes hasta que se integre. Otra opción, si no se incorpora mostaza, es untar el solomillo con una capa de foie. 

Hojaldre
3

El secreto del hojaldre

Hay que colocar film transparente sobre la superficie de trabajo y extendemos lonchas de jamón serrano. Sobre ellas, se coloca la farsa y encima el solomillo. Con la ayuda del papel transparente se hace un rollo con la carne y se coloca sobre el hojaldre, con el que se hará una especie de paquete. En este paso, se puede reservar un poco de masa para realizar tiras de hojaldre entrelazadas y decorar así el solomillo Wellington. Mientras se precalienta el horno a 200 grados, se unta con huevo batido el hojaldre y, después, se hornea durante 30 o 35 minutos. Si disponemos de un horno con opción de calor tanto por arriba como por abajo, la cocción se realizará mucho mejor. Dejar enfriar 10 minutos y servir. Se puede acompañar de compotas, batatas al horno, verduras salteadas y otras guarniciones. 

Etiquetas
Comentarios