Despliega el menú
Gastronomía

Gastronomía

RECETAS

Consomé, sopa de marisco y otros caldos que no deben faltar en Navidad

Son pocos los que se saltan estas recetas calientes que preparan el cuerpo para los muchos pases de las comilonas navideñas.

Las bajas temperaturas invernales invitan a disfrutar de caldos calientes.
Las bajas temperaturas invernales invitan a disfrutar de caldos calientes.
Freepik

Aunque en cada casa se cocinan y disfrutan de una forma diferente, en Aragón es común que entre los entrantes o los primeros platos navideños alguno sea ideal para disfrutar con cuchara. Así, caldos contundentes, en los que el color, el aroma y el sabor son esenciales, suelen acompañar los menús 100% de la tierra -donde los cardos, el ternasco y el dulce guirlache no faltan- que ocupan las mesas de las festividades.

Si bien es cierto que la variedad de recetas es tan amplia como aragoneses hay, el secreto de todo buen caldo es un fondo a la altura, en el que los ingredientes de calidad -desde la carne y el pescado hasta las verduras o el aceite- sean los protagonistas. Eso sí, por muy buenos que sean los productos, respetar los largos de tiempos de cocción son la auténtica clave de un sabor intenso y agradable. Así que, deja las prisas para otro momento y empieza a confeccionar tu menú de Navidad, siguiendo los preceptos del 'batch cooking' para asegurarte de que no coges una olla en todas las fiestas.

4 sopas para disfrutar en Navidad

Red lentil soup in disposable cup bowl served with green vegetables. image
1

Consomé

Con hueso de jamón, de rodilla, gallina y falda de ternera -y un imprescindible variado de verduras- se puede lograr un fondo delicioso que de color, aroma y sabor a una de las recetas más tradicionales de la Navidad española. Además, no debe faltar el picadillo de jamón, huevo duro y pan tostado espolvoreado por encima de cada ración individual, pues es el encargado de aportar nuevas texturas y diversión a este clásico invernal.

Crema Marisco
2

Crema de marisco

Después de hacer un fumet con cabezas de gambas, de pescado y alguna que otra verdura, solo queda añadir salsa de tomate, brandy, almejas, mejillones, la carne de algún pescado blanco y un variado de hortalizas picadas. Después, de dejar todo bien batido para evitar tropezones desagradables, se puede decorar con algunas gambitas plancheadas para asegurarse una decoración de diez y un sabor de once

La vichyssoise tradicional permite degistarla fría o templada, a gusto del comensal.
3

Vichyssoise

Aunque a muchos les gusta disfrutarla fría cuando suben las temperaturas, esta delicia está pensada para tomar templada. Si bien es cierto que es menos tradicional, la verdadera ventaja de esta crema, además de su sabor, es que es muy sencilla de preparar, puesto que solo hay que picar puerro, cebolla y patata y ponerlos a cocer en un litro de caldo de pollo con mantequilla, nata, aceite y sal y pimienta. Y, por supuesto, después batirlo hasta lograr una textura fina y elegante, digna de nuestra mesa de Navidad.  

Sopa Pescado
4

Sopa de pescado

Caliente, contundente y fácil de preparar, la sopa de pescado siempre es un acierto. Solo hay que añadir a un buen fumet de pescado la carne de la merluza y el bacalao (un filete por comensal), cebolla y patatas picadas, un bote de tomate triturado y especias al gusto. Además, si se quiere añadir un toque cítrico, se puede poner un poquito de cilantro e, incluso, exprimir un poco de zumo de lima. El resultado será diferente, pero igual de rico.

Etiquetas
Comentarios