Despliega el menú
Gastronomía

Gastronomía

restaurantes

Min Du, un chino distinto para paladares atrevidos

Este restaurante ofrece en Delicias un amplio muestrario de la cocina tradicional de ese país.

Fideos finos al wok con verdura y carne; tofu, bambú y patas de pollo cartilaginosas; berenjenas chinas y lenguas de pato laqueadas.
Fideos finos al wok con verdura y carne; tofu, bambú y patas de pollo cartilaginosas; berenjenas chinas y lenguas de pato laqueadas.
Florentino Fondevila

Alrededor de la gastronomía china hay vida más allá del arroz tres delicias, los rollitos de primavera o el pollo con almendras. Estas recetas, muy occidentalizadas, son las que mayoritariamente se conocen cuando uno decide ir a comer a un restaurante chino. Sin embargo, no es el recetario más habitual en ese inmenso país asiático, al menos como lo conocemos en España.

En Zaragoza no hay muchos establecimientos donde se puede disfrutar de la auténtica y tradicional cocina china. Min Du es uno de ellos. Abrió sus puertas hace tres años en Delicias. La familia que lo dirige proviene de la provincia de Cantón, frente a la isla de Hong Kong, y en sus fogones el recetario de la zona es el gran protagonista. Además de importar algunos productos, se han preocupado de cultivar sus propias frutas, verduras y hortalizas en Peñaflor: hojas de bisalto, melón de invierno o berenjenas chinas.

Sus clientes, mayoritariamente, son compatriotas que se encuentran como en casa, pero Min Du, ni mucho menos, está cerrado a los zaragozanos. De hecho, sus propietarios quieren abrirse más a la ciudad para dar a conocer su gastronomía tradicional.

Eso sí, la comunicación con ellos no es fácil, ya que apenas hablan español. Lo mejor, por lo tanto, es dejarse aconsejar, o acudir a la carta y optar por un picoteo variado. El nombre de los platos está en chino, aunque la mayor parte aparecen traducidos al español, lo que ayuda a hacerse una idea.

Tofu marinado o brotes de bambú acompañados con salsa de soja con vinagre, como si fuera una ensalada, pueden encajar para ir abriendo boca. Más singulares son las patas de pollo o garras de Fénix (pao fen zua), bien limpias eso sí, que disfrutarán los amantes de las texturas cartilaginosas.

A la hora de comer, en China no se sigue un protocolo estricto de aperitivo, entrante, primero, segundo y postre. Son mucho más anárquicos, así que no resulta extraño acabar con una sopa. En la carta de Min Du el muestrario es variado: de carne con verdura picante, de navajas con brotes de bambú o de tallarines. Pero una de las más populares es la que se presenta con albóndigas de pescado rellenas de ternera.

Se utilizan caldos muy desgrasados que habitualmente se acompañan con muchos ingredientes. En este sentido, una de las posibilidades es recurrir al ‘hot pot’. En la mesa se pone un hornillo y, encima, un caldo sabroso elaborado con huesos de gallina, pollo o cerdo, además de especias picantes, en permanente ebullición. Al lado se coloca un carrito con carne, marisco, verduras y algas que se añaden a la sopa humeante para que se vayan cocinando en ella. Esta singular fondue representa muy bien de qué forma en China se plasma la idea de compartir a la mesa.

Gyozas con verdura y carne, rollitos de marisco con una pasta hecha de arroz de fideos finos, lenguas de pato laqueadas, hojas baby de bisalto salteadas con ajo y aceite, fideos finos al wok con verdura, huevo y carne, o dulce de talo son algunas de las recetas más populares en este restaurante.

Los comensales más atrevidos pueden adentrarse en el mundo de la casquería y en su particular forma de versionar nuestros callos y madejas, que elaboran aprovechando la fermentación de la cáscara del arroz. Para los menos osados hay arroz en varias versiones, también frito con tres delicias.

Min Du

Calle de Padre Manjón, 19-21. Zaragoza.
Teléfono: 976 094 737.
Horario: de 12.30 a 16.00 y de 20.30 a cierre. Descanso: abierto todos los días.
Etiquetas
Comentarios