Despliega el menú
Gastronomía

Gastronomía

Gastronomía 

Atención estudiantes: así hay que calentar la pizza, la pasta y el arroz para que sepan a recién hechos

Se acabó el desperdicio de comida. La cena que sobró del día anterior y los táperes de tu madre nunca habían sabido tan bien... 

Pizza recurso
La pizza es una de las elaboraciones más populares entre los jóvenes.
Freepik

La pizza, la pasta y el arroz son algunos de los platos preferidos de los aragoneses y los alimentos más socorridos para estudiantes e inexpertos en la cocina. Su versatilidad y su fácil elaboración los convierten en los protagonistas predilectos de un sinfín de recetas, aunque lo más habitual es excederse en las cantidades que cocinamos. Y es que ¿quién no ha cocido pasta para uno y al mirar la olla se ha dado cuenta de que podía alimentar a 100 personas más? En este caso, y como hay que evitar el desperdicio de comida, solemos guardar lo sobrante para degustarlo en otro momento. Sin embargo, conseguir que estos productos vuelven a saber a recién hechos no es fácil, y, aunque no convenga recalentar ciertos alimentos, con estos trucos se puede recuperar casi todo su sabor. 

Cómo recalentar estos platos (y que sepan a recién hechos) 

Pizza
1

Pizza

Ya sea casera o de las que pedimos a domicilio, cuando toca comer pizza se disfruta por partida doble: primero, recién hecha y, después, recalentada. Tanto si optas por tomarla como desayuno (ya que la ciencia asegura que es más saludable que un tazón de cereales) o para cualquiera de las comidas del día, es importante saber cómo calentarla para que sepa como recién salida del horno. Si se opta por emplear este electrodoméstico o el microondas, es recomendable poner un recipiente con agua en su interior para humedecer el ambiente. Si se quiere calentar en la sartén, lo mejor es dejar el trozo de pizza durante dos minutos a fuego medio y, entonces, añadir dos cucharadas de agua en un lado. Por último, se tapa la sartén y se deja templar durante cuatro minutos más.  

Pasta con verduras
2

Pasta

La pasta puede ser una de las soluciones más versátiles y sabrosas (siempre y cuando no cometamos estos errores en su cocción) si tenemos que comer de táper. En este sentido, volver a calentar la elaboración es más que necesario. Para que la temperatura sea homogénea, hay que hacer una rosquilla con la pasta. Si estás en casa (o dispones de una cocina), puedes recalentar este alimento con un vaso del agua de su cocción. Tan solo tendrás que poner la pasta en un cazo o sartén, añadir una cucharada por cada ración y remover con suavidad. Por último, si has cocido pasta y ha sobrado sin salsa, puedes sumergirla en agua hirviendo durante medio minuto. 

Los granos del arroz perfecto deben estar sueltos y completamente blancos, sin transparencias.
3

Arroz

Aunque es muy difícil que el arroz sepa como a recién hecho, si no se deja fuera de la nevera y si se saltea en una sartén, podrá recuperar gran parte de su esencia. Eso sí, la primera cocción habrá tenido que ser la adecuada, es decir, durante el tiempo recomendado, para que esté en su punto. 

Etiquetas
Comentarios