Despliega el menú
Gastronomía

Gastronomía

gastronomía

Un albariño con mucha expresividad

Condes de Albarei 2018 es un blanco versátil, franco y muy aromático.

Botella de Condes de Albarei 2018.
Botella de Condes de Albarei 2018.
J. L. S.

Aunque ya ha terminado el verano, la época en la que más apetece beber vinos blancos y rosados bien frescos, no debemos encasillar estos vinos en esa estación, pues hay que aprovechar la versatilidad de muchos de ellos para disfrutarlos en el aperitivo o en la mesa en cualquier mes del año, independientemente de la temperatura ambiental.

Y entre los blancos que podemos degustar en este país, siempre ocupan un lugar destacado los que se elaboran en las zonas atlánticas del Noroeste, especialmente en Galicia. Me seducen especialmente algunos albariños que salen de las bodegas de aquella parte de España, como este Condes de Albarei, buque insignia de los vinos elaborados en la bodega que da nombre al vino.

Condes de Albarei se elabora con las uvas de las parcelas situadas en el Valle del Salnés y a partir de los mostos flor, con el fin de extraer la mayor expresión aromática y gustativa de la uva más representativa de la Denominación de Origen Rías Baixas.

La añada 2018 se caracteriza por su intensidad aromática y por su gran frescura. Destacan las notas de frutas como la manzana verde o el albaricoque, así como las notas de flores como el azahar. A la hora de llevarlo a la boca, Condes de Albarei 2018 puede presumir de mucha frescura y franqueza, y pasa por ella envolviendo el paladar con los sabores y la rica acidez tan representativos de los vinos atlánticos.

Es un vino muy apropiado para acompañar mariscos en la barra y en la mesa, arroces, pastas y ensaladas. Tiene un grado alcohólico del 12,5% y su precio de venta al público recomendado es de nueve euros.

Etiquetas
Comentarios