Despliega el menú
Gastronomía

Gastronomía

gASTRONOMÍA 

Tarta de yogur griego: una receta ligera y fresca con la que darse un capricho

Aunque la de queso es la reina de los pasteles suaves, con esta elaboración (y su característica esponjosidad) siempre habrá hueco para el postre. 

Tarta de yogur griego
La tarta de yogur griego es perfecta para cualquier ocasión.
Unsplash

Cuando llega el último pase de la comida son pocos los que pueden resistirse a este dulce bocado. Y es que para el postre siempre hay hueco. Aún así, si el festín nos ha dejado repletos, no siempre es recomendable culminarlo con un sabroso volcán de chocolate  o un milhojas de frutos rojos que pueden causar pesadez. En estas ocasiones (y en otras sin una excusa necesaria) es preferible optar por postres ligeros y frescos con los que disfrutar del toque dulce sin que el estómago lo sufra. La tarta de limón, la de queso o la de piña son algunas de estas refrescantes recetas. A ellas se le suma la tarta de yogur griego, una receta suave y esponjosa perfecta para darse un capricho en cualquier momento. 

Ingredientes

  • 500 gramos de yogur griego, mejor el que mayor cremosidad presente. 
  • Tres huevos de tamaño grande.
  • 40 gramos de maicena.
  • 150 gramos de azúcar.
  • Esencia de vainilla o ralladura de limón. 
  • Un poco de mantequilla para el molde. 


Elaboración 

Preparación para la tarta de limón.
1

El secreto está en la masa...

Primero hay que proceder a preparar la masa de la tarta. Para ello, hay que mezclar el yogur griego con los tres huevos, la maicena y el azúcar en un bol para batirlo hasta conseguir una masa fina, homogénea y cremosa. En este paso se le puede añadir una ralladura de limón o esencia de vainilla para potenciar el sabor. Por último, hay que tapar el recipiente y dejarlo reposar en el frigorífico. 

Hornear
2

¡Hornear...!

Esta elaboración requiere de horno. Por ello, mientras la mezcla se enfría, hay que calentar el horno a 175 grados y prepara el molde donde se verterá la mezcla. Se debe untar con mantequilla para que la masa no se pegue y, después, se vierte la mezcla que esta reservada en la nevera. Dejar hornear durante 40 minutos y dejar enfriar a temperatura ambiente. 

Tarta de queso/yogurt griego
3

¡...y saborear! 

Cuando ya se ha templado, hay que introducirla en la nevera y dejarla bien tapada al menos un par de horas hasta que repose. Antes de servirla, es recomendable sacarla con antelación de la nevera para que su sabor y textura se puedan apreciar mejor. Esta elaboración permite frutas, chocolate, siropes, helados, mermelada (sobre todo si es casera) y otros complementos que potencien la degustación de esta tarta. 

Etiquetas
Comentarios