Despliega el menú
Gastronomía

Gastronomía

restaurantes

Casa Nogara: texturas, formas y sabores originales

A las tapas gourmet de este establecimiento se ha ido incorporando un variado recetario.

Mihaela Trifan, con la tapa de carrillera guisada con salsa de trufa.
Mihaela Trifan, con la tapa de carrillera guisada con salsa de trufa.
Francisco Jiménez

Nogara es Aragón al revés. No hay más secretos a la hora de explicar el porqué de la denominación de esta singular casa que hace tres años abrió sus puertas en la calle de Bruno Solano de Zaragoza, donde se ha creado una interesante zona gastronómica.

Casa Nogara es también el proyecto hostelero de José Lasheras inspirando en la cocina y atendiendo en la barra, y del equipo que se ha consolidado en este tiempo. José se propuso empezar con una propuesta de tapeo basada en la cocina casera, pero bien vestida y con toques modernos, y lo cierto es que el concepto ‘se le ha ido un poco de las manos’ porque, a día de hoy, en este establecimiento se puede comer de formas muy diferentes.

En Casa Nogara no se desprecian las modernas técnicas de cocina para cambiar y conseguir nuevas texturas y formatos, pero manteniendo los sabores originales. Sus tapas gourmet, emblema de la casa, así lo reflejan. Se han consolidado y casi nunca faltan el bombón de morcilla relleno de crema de quesos y confitura de tomate; el bacalao crujiente con almendras; la manita deshuesada y rellena de setas, y la carrillera ibérica trufada.

Seguramente son las cuatro tapas estrella, pero no se quedan atrás el ravioli de rabo de toro, el pastel de puerro y bacalao, o el ternasco a baja temperatura confitado. Además, por supuesto, del canelón de pollo al chilindrón, con el que este establecimiento consiguió un segundo premio en la última edición del concurso de tapas de Zaragoza.

Las raciones responden a formatos más tradicionales. Es el caso de las migas con huevo y uva, la ensaladilla rusa casera, la morcilla de Burgos o las madejas con pimientos de Padrón. En este viaje gastronómico también aparecen varias ensaladas, huevos rotos, jamón, embutidos y quesos, y un carpaccio muy conseguido. Se elabora con las puntas del solomillo de ternera y se rellena de foie.

El muestrario de carnes de La Finca es amplio e incluye recetas como rabo de toro a la cordobesa y carrillera de ternera al vino tinto, además de diferentes despieces: entrecot, chuletón de vaca vieja o solomillo. Del mar se trabaja el atún rojo de Balfegó en forma de tartar y templado con patatas paja, además de bacalao confitado a la vizcaína.

Con la idea de abrir su abanico gastronómico a todo tipo de público y gustos, también se elaboran arroces. Casi podría decirse que el de la casa es el campestre con verduras y pato, pero también se pueden degustar negro, caldoso de bogavante y risotto de setas y parmesano.

A mediodía, son muchos los habituales que se decantan por el plato del día (9 euros), que habitualmente se acaba convirtiendo en un menú de primero y segundo, ya que suele incluir entrantes como ensaladilla o gazpacho, además de platos principales como pollo al chilindrón, ensaladas y, en invierno, todo tipo de platos de cuchara.

El fin de semana se ofrece un menú degustación (29,50 euros) con cuatro entrantes al centro y un segundo a elegir entre recetas como rabo de toro, solomillo albardado, carrillera de ternera guisada y bacalao confitado.

Una de las joyas de Casa Nogara no se ve al entrar en el local. Se trata de un comedor privado ideal para grupos, celebraciones, eventos... que puede acoger hasta 18 comensales.

Casa Nogara

  • Calle de Bruno Solano, 3. Zaragoza.
  • Teléfono: 876 714 571
  • Horario: de 12.00 a 16.00 y de 20.00 a 23.30. Descanso: domingo noche y lunes, cerrado.

Consulta dónde comer en Zaragoza

Etiquetas
Comentarios