Gastronomía

Gastronomía

RECETAS

Tres recetas ideales para cenar en verano (y sobrevivir a las altas temperaturas)

Aunque las ensaladas siempre son una buena opción, no son la única. Hay que darle vueltas al recetario para disfrutar de las muchas posibilidades de la cocina estival.

Las verduras y hortalizas son las protagonistas de la despensa estival.
Las verduras y hortalizas son las protagonistas de la despensa estival.
Freepik

El calor en Aragón no ha hecho más que empezar y ya se prevé que en Zaragoza podría llegar a alcanzar los 44 grados. Así, las tardes interminables de piscina (o debajo del aire acondicionado) se antojan como la única respuesta posible ante las alarmantes temperaturas de los termómetros urbanos, que parece que no nos van a dar tregua durante los próximos meses. No obstante, en este sinvivir estival son fundamentales la hidratación y la alimentación, por lo que conviene tener a mano un amplio recetario de temporada que nos ayuda a sobrellevar los sofocos del verano sin aburrir al paladar. Y es que, ¿quién dijo que las ensaladas y el gazpacho son las únicas recetas aptas para el mes de julio?

Tres recetas veraniegas para cenar

Ensalada de espaguetis de calabacín, con toamte y mozzarella.
1

'Zoodles' de calabacín

Hacerlos está al alcance de todos, ya que solo hay que contar con un espaguetizador o tener mucha maña con el cuchillo. Así, colo hay que cortar los calabacines después de lavarlos en tiras delgadas, acompañarlos de unos dados de tomate rosa, queso mozzarella y olivas negras. Además, si bien es cierto que solo con sal ya será un plato completo, se puede hacer una vinagreta casera y rápida de con aceite de oliva, vinagre de Módena y albahaca. 

Brocheta de pollo con hortalizas.
2

Brochetas de pollo con hortalizas

Las carnes no son las mejores aliadas del verano y es que solo de pensar en encender la vitrocerámica más de uno se sofoca. Sin embargo, usando el horno se puede conseguir un plato rico y muy saludable: brochetas de pollo y hortalizas. Así, solo hay que montar en unos palos de madera (o metálicos, si se tienen en casa) tacos de pollo combinados con trozos de pimiento, cebolla, calabacín y tomate; disponerlos en una bandeja con papel de horno y rociarlos de aceite de oliva y romero y, después, 

El ajoblanco es una receta extremeña muy parecida al gazpacho.
3

Ajoblanco con uva o melón

Menos conocido que el gazpacho o el salmorejo, el ajoblanco es una de las cremas veraniegas más adecuadas si se busca una cena ligera, pero muy rica. En este caso, en lugar del tomate, el ajoblanco se sirve de la almendra molida, acompañada de dientes de ajo, miga de pan, leche de almendras y vinagre de Jerez para conseguir una textura blanquecina y sabrosa que conviene culminar con un chorro de aceite de oliva, uvas, melón o, incluso, taquitos de jamón.

Etiquetas
Comentarios