Despliega el menú
Gastronomía

Gastronomía

restaurantes

Symbol Cuarte, donde el producto manda

Esta taberna apuesta por fritos y vinagrillos, a mediodía, y por alimentos frescos de temporada.

Raúl, Antonio y Sandra Jiménez, en la barra del Symbol Cuarte.
Raúl, Antonio y Sandra Jiménez, en la barra del Symbol Cuarte.
A. Toquero

Desde hace año y medio, la taberna Symbol Cuarte sigue los pasos de su hermana mayor, que con el mismo nombre lleva abierta 28 años en la zona residencial de Parque Miraflores. Se trata de dos negocios familiares en los que Antonio Jiménez y Tina Muñoz, y sus hijos Sandra y Raúl, han apostado por un modelo hostelero en el que la calidad de las materias primas es la que manda. No hay muchos más secretos. Ese, y la constancia, la idea de haber situado el listón en un nivel alto y apostar cada día por no rebajarlo.

La propuesta gastronómica de la taberna Symbol de Cuarte no esconde demasiados secretos. Básicamente, reproduce un planteamiento similar al del local de Zaragoza aunque, a modo de pinceladas, se vayan introduciendo algunas novedades.

Si el muestrario de la barra y el catálogo de elaboraciones para disfrutar a la mesa de una forma relajada funcionan, por qué cambiarlos. Esta es la máxima del nuevo Symbol, donde el ajetreo del tapeo a mediodía se transforma en una tarde/noche más relajada.

A la hora del aperitivo, fritos y vinagrillos son los grandes protagonistas. Hay una gran variedad de croquetas. La denominada Ferrero, que en su interior guarda como un tesoro chipirones en su tinta y carabineros, es una de las más especiales. Es como un bombón. Pero no se quedan atrás las de jamón de Jabugo, chistorra de Navarra o la bola de bacalao.

Casi como un bocado con denominación de origen se presenta la delicada y sutil penca de Tauste con jamón de Jabugo. Y, entre semana, todos los días se ofrece un plato caliente, ya sean garbanzos, pochas de Tudela o arroz negro servidos en una cazuelita.

El listado de ingredientes va subiendo de nivel alrededor de productos del mar singulares. El changurro es una de las elaboraciones que se prepara a diario y con la gamba roja de Denia se apunta alto, ya sea en formato brocheta o presentada como un carpaccio.

También se cuidan mucho los productos de temporada. En estos momentos, por ejemplo, se ofrece atún de las almadrabas de Barbate, para degustar con el delicado contraste de una confitura de tomate y salsa de soja. La anchoa de Santoña es otra de las referencias marinas que suele estar presente.

No hay menú ni una carta cerrada. El mercado es el que manda y todo se ‘canta’. Por la tarde/noche, el ambiente del local cambia alrededor de la idea de platos al centro para compartir, un formato del que también se puede disfrutar a mediodía.

Los pescados que casi siempre están presentes son la lubina y el rodaballo salvajes, y la merluza de pincho. El solomillo del valle de Tena a dados y el guiso de carrilleras al vino tinto con virutas de foie son dos de las principales elaboraciones cárnicas.

En cuanto al vino, la presencia de bodegas aragonesas es notable, pero las denominaciones de Rioja y Ribera del Duero también están bien representadas, además de una gran variedad de cavas y champanes. Lo dicho, el bulevar de Cuarte de Huerva cuenta con un espacio gastronómico de mucho nivel. A disfrutarlo.

Symbol Cuarte

  • Bulevar de Cuarte, 1. Cuarte de Huerva (Zaragoza).
  • Teléfono: 876 286 099.
  • Horario: martes a sábado, de 11.00 a cierre. Domingo, de 11.00 a 16.00. Descanso: domingo noche y lunes, cerrado.
Etiquetas
Comentarios