Gastronomía

Gastronomía

Se acaba la Navidad y aún sobran turrones, ¿qué hago con ellos?

Aunque la rutina laboral y escolar vuelve con el fin de estas fechas tan especiales, a la culinaria le cuesta un poco más: hay que acabar con todas las sobras generadas en estos días.

Las galletas de turrón son perfectas para preparar con los más pequeños de casa.
Las galletas de turrón son perfectas para preparar con los más pequeños de casa.
Freepik

Comer turrón mientras se disfrutar de las conversaciones familiares que la Navidad trae consigo es toda una tradición en nuestro país. Así, bandejas de tamaño familiar se rellenan con deliciosos dulces que triunfan entre mayores y pequeños, pero que, a medida que las festividades llegan a su fin, van perdiendo su atractivo y acumulándose en la nevera. Para darles salida y aprovecharlos lo mejor es incluirlos en nuevas recetas en las que se pueda potenciar su delicioso sabor sin recordarnos a cada bocado que las Navidades ya han acabado.

Galletas para el desayuno. Perfectas para completar el desayuno del sábado de los más pequeños, estas galletas, además de los restos de turrón blando de las navidades, solo llevan harina, huevos, mantequilla y azúcar, ingredientes que hay que mezclar hasta conseguir una masa homogénea que debe dejarse reposar durante quince minutos en la nevera. Será durante este tiempo cuando se ponga el horno a precalentar a 180º (por arriba y sin aire), justo antes de sacar la masa del frío y aplastarla con un rodillo para poder empezar a hacer las galletas con el cortapasta. Doce minutos de horno, cinco para enfriarse... ¡y listas las galletas de turrón! Panna cotta. Este flan, además de delicioso, es muy fácil y rápido de preparar. Para empezar, hay que hidratar hojas de gelatina en agua fría para añadirlas a la mezcla que debe prepararse en un cazo a fuego lento con el turrón, la nata, la leche y el azúcar. Cuando se consigue una masa homogénea, hay que verter el contenido en flaneras individuales y refrigerar durante al menos tres horas para que cuajen. Helado casero. Ideal para acompañar bizcochos templados tipo brownies, esta deliciosa receta de fácil preparación es ideal para culminar cualquier comida familiar pasadas las navidades. Tan solo hacen falta 300 ml de leche entera (que se aromatiza con la cáscara de un limón y dos ramas de canela); 400 ml de nata de montar; tres cucharadas de miel; dos yemas de huevo; un pellizco de sal y dos tabletas de turrón blando. Para la elaboración del helado de turrón casero hay que mezclar la nata y la leche por un lado y las yemas, el azúcar y una tableta del dulce navideño por otro; para después juntar ambas en un cazo que se calentará a fuego lento para conseguir espesar los líquidos. Después hay que dejar enfriar la mezcla para poder meterla en la heladera, que se encargará de mantecar el helado y conseguir la deliciosa textura que caracteriza a este postre.Ir al suplemento de gastronomía

Etiquetas
Comentarios