Gastronomía

Gastronomía

vinos

El Mundial de Bruselas, un paraíso con más de 300 variedades de uva

Más de 9.100 vinos participan en este certamen, que se celebra en Aigle (Suiza) entre el 2 y el 5 de mayo.

Botellas preparadas para la cata ciega en el Mundial de Bruselas.
Botellas preparadas para la cata ciega en el Mundial de Bruselas.
C. M. B.

El Mundial de Bruselas es un concurso itinerante que este año recala en la ciudad suiza de Aigle. Allí, entre el jueves 2 de mayo y el domingo 5, en las proximidades del lago Leman, los 350 catadores procedentes de todo el mundo valoraremos los 9.150 vinos que se han inscrito, a partir de más de 300 variedades de uva. Solo del país anfitrión, se han presentado vinos de más de 50 variedades distintas. La mayoría de los vinos suizos inscritos (133) proceden de la variedad autóctona chasselas, que es la segunda uva más cultivada del país. El segundo y tercer puesto en la lista lo ocupan los vinos de pinot noir (89) y de merlot (37), seguidas de nuevo por las variedades autóctonas gamaret (33) y petite arvine (30).

Las variedades de uvas autóctonas que enriquecen y contribuyen a la identidad de las regiones vitivinícolas suizas representan el 36% de la producción. El país anfitrión registra un número récord de inscripciones, con casi 600 vinos (contra 166 en 2018). Suiza supera a China y se sitúa en la quinta posición, precedida únicamente por Francia (2.129 vinos), España (1.871), Italia (1.450) y Portugal (1.046).

Pero a pesar de la gran diversidad de variedades de uvas autóctonas que figuran en la lista de inscritos en el concurso, la mayoría de los vinos presentados se producen a partir de variedades de uvas internacionales.

El paso del concurso por China, en 2018, que estuvo dominado por los vinos de cabernet-sauvignon, a los climas más fríos de Suiza también se ha reflejado en el tipo de vinos inscritos en la edición. El porcentaje de vinos tintos entre el total de los inscritos ha disminuido un 3% a favor de los vinos blancos, cuya cuota ha aumentado en la misma proporción respecto a 2018. La proporción de vinos rosados se ha mantenido inalterada.

Tras la tendencia al alza constante de inscripciones de vinos biológicos y biodinámicos entre 2015 y 2018, su cantidad disminuye ligeramente este año. El récord del año pasado se debe en parte a la gran cantidad de vinos inscritos por China, donde más de un tercio de los vinos producidos son biológicos.

Un total de 350 enólogos y sumilleres, compradores internacionales, periodistas, escritores y críticos especializados en vinos, investigadores y representantes de organizaciones de la industria de casi 50 países se encargarán de catar los vinos en esta 26 edición.

Etiquetas
Comentarios