Despliega el menú
Gastronomía

Gastronomía

restaurantes

Las Torres de Gavrus: picoteo especial sin salir del barrio La Jota

Tataki de atún, pulpo y carnes a la brasa y arroces son los protagonistas del gastrobar.

Ana María Gavrus y Sergio Caballero Torres, en Las Torres de Gavrus.
Ana María Gavrus y Sergio Caballero Torres, en Las Torres de Gavrus.
A. Toquero

En el popular barrio zaragozano de La Jota, en la zona residencial conocida como el Colector, hace casi un año que abrió sus puertas el gastrobar Las Torres de Gavrus. El nombre evoca alguno de los escenarios de ‘El Señor de los Anillos’ o de la serie ‘Juego de tronos’, pero, no, son los apellidos de la pareja que lleva el negocio: Sergio Caballero Torres y Ana María Gavrus.

En apariencia, su carta en bastante tradicional, con raciones al centro para compartir: ensaladas, calamares, chipirones, huevos rotos, embutidos y un surtido de tostadas. Este es el grueso central de su propuesta, pero a poco que se rasca se descubren detalles que hacen de este establecimiento un lugar especial y diferente, al menos en La Jota.

La brasa de piedra volcánica es una de sus principales herramientas de cocina. Sobre ella se elabora una de sus propuestas más llamativas: la pata de pulpo sobre patata y yema de huevo, adornada con crujientes de parmesano y pimentón de la Vera. A la hora de comer, se recomienda envolver todo para mezclar sabores y texturas. Sin duda, una versión interesante de un clásico del picoteo.

Sobre la brasa también se trabajan distintos despieces de carne: chuletón, entrecot o costillas de ternasco, y alguna propuesta singular. Es el caso del chuletón de vaca ‘Tomahawh’. En este formato, se presenta una pieza de gran tamaño que lleva todo el hueso de la costilla, lo que hace que tenga una presencia espectacular. El nombre es debido a su gran similitud con las antiguas hachas que utilizaban los indígenas americanos.

De la carta también hay que destacar el tataki de atún rojo, que en la hostelería del centro de Zaragoza está muy presente, pero que en el barrio de La Jota no se encuentra tan fácilmente. Además, habitualmente hay marisco (zamburiñas, gambas, navajas, berberechos...), sobre todo los fines de semana.

El local no es muy grande y el comedor, que tiene ocho mesas, convive con la zona de la barra. No se trabaja con reserva, salvo para degustar alguno de sus cinco arroces, que en este caso sí, hay que pedir por encargo. Los más populares son el caldoso de bogavante y el de marisco, pero también se ofrecen de carne y verduras, cremoso de setas y foie, y negro de chipirones.

El fin de semana la barra se llena de tapas. Los montaditos tienen un gran protagonismo: de champiñón, solomillo con bacón y roquefort, chistorra..., además de un amplio surtido de rebozados y vinagrillos. Por último, la patata asada y rellena con queso cremoso, pulpo y pimentón de la Vera es otra propuesta a tener en cuenta.

Las Torres de Gavrus

  • Calle de Manuel Viola, 6. Zaragoza.
  • Teléfono: 876 046 151.
  • Horario: de 8.30 a 15.30 y de 18.00 a cierre. Descanso: lunes, cerrado.
Etiquetas
Comentarios