Gastronomía

Gastronomía

RESTAURANTES

De Rechupete, una mirada amplia a la España gastronómica

Este establecimiento zaragozano ofrece una carta extensa con cachopos asturianos o pochas de Tolosa.

BAR RESTAURANTE ' DE RECHUPETE ' / ZARAGOZA ) / 03/04/2019 / FOTO : OLIVER DUCH [[[FOTOGRAFOS]]]
Los responsables del restaurante El rechupete de Zaragoza.
Oliver Duch

Si lo menos importante es el mantel que se pone a la mesa o que la zona de comedor no esté suficientemente aislada del resto del local, y lo que más se valora es comer bien y variado, De Rechupete es una opción interesante. Muy resumido, este podría ser el lema y el espíritu de trabajo de esta cafetería/cervecería –que no restaurante– donde las ocho mesas disponibles conviven con la zona de barra. En la carta, su propuesta gastronómica se traduce en un recetario largo, con más de un centenar de referencias, a las que hay que sumar unas cuantas sugerencias.

En fin, mucho donde elegir, desde bocadillos como el de ternasco de Aragón, patatas panadera, pimiento rojo y ajetes, a cigalas tronco del máximo calibre. En definitiva, a De Rechupete se puede ir a resolver de una forma sencilla y rápida una comida o una cena, pero también a disfrutar de bocados delicados como gambas de Denia, bogavante o chuletón de buey.

Además, se mira a muchos rincones de la gastronomía española y, casi siempre, poniendo nombre y apellido a sus productos, como las fabes de Argüero (Asturias), un plato de cuchara clásico. Aguantan hasta que el propietario, Gonzalo Carnicero, agota la reserva de esta legumbre. También se ofrecen pochas de Tolosa con codorniz escabechada, rabas de Tricio (La Rioja) o alcachofas de Tudela crujientes con foie.

El recetario pone el foco en distintas partes de España con referencias como el cocido madrileño o las frituras gaditanas. Pero, sobre todo, la mirada se dirige hacia Asturias y no solo por las fabes, sino fundamentalmente por el cachopo de ternera. Hasta siete variedades hay en la actualidad. Se empezó con el de cecina y rulo de cabra, y uno de los últimos y de sabor más potente es el de jamón serrano y Cabrales.

Entre estas versiones, los hay incluso que no llevan queso, como el de jamón serrano y micuit de foie, y el de jamón, carne especiada con patés y salsa de boletus. A la mesa salen en una paellera, troceados, para facilitar el reparto.

Tanto éxito tienen los cachopos de ternera, que los propietarios están trabajando en el diseño de una máquina para cortarlos. Previa reserva, también se preparan para celíacos. Lo de reservar, en cualquier caso, casi resulta obligatorio, sobre todo de jueves a domingo, aunque con la llegada del buen tiempo las mesas se duplican en la terraza.

En esta cafetería el plato de cuchara da mucho juego. Es el caso de los garbanzos con bogavante que cuentan con seguidores durante todo el año. Y lo mismo puede decirse del marisco. Se trata de un local en el que la rotación es grande y a diario no suelen faltar zamburiñas, navajas o carabineros, además de varias versiones de mariscada o zarzuela de mariscos.

Entre las sugerencias, se le hace un hueco a la casquería en forma de callos, manitas de cerdo y oreja estofada. Y junto a este recetario tradicional aparece una oferta de tostadas para un picoteo rápido. Las hay de verduras y otras muy contundentes como la de picadillo de Soria, huevo frito, pimiento verde y mozzarella gratinada. La carta se completa con ensaladas, crepes y hamburguesas. Lo dicho, un todoterreno de la hostelería donde importa más el qué que el cómo.

De rechupete

  • Avenida de Gómez Laguna, 8. Zaragoza. 
  • Teléfono: 976 095 763
  • Horario: lunes a viernes de 8.00 a 23.30. Sábado, de 9.00 a 24.00. Descanso: domingo, cerrado.
Etiquetas
Comentarios