Despliega el menú
Gastronomía

Gastronomía

gastronomía

Yogur y fruta congelada: así es el desayuno perfecto (o eso dice Harvard)

La universidad estadounidense ha publicado un artículo que recoge la receta ideal para comenzar bien la jornada, pero sin sumar un exceso de calorías.

Desayuno2
Frutas, vegetales, cereales integrales no procesados, proteínas y grasas saludables deben tener protagonismo en el desayuno.
Freepik

Con la irrupción de las redes sociales (y, sobre todo, de Instagram), el desayuno ha pasado de ser una comida olvidada a una de las más importantes (para ser retratada). Aún así, lejos de las modas, saltarse esta primera ingesta no es la mejor de las opciones, pues, además de ayudar a comenzar el día con energía y buen humor, tiene importantes beneficios para la salud, como ayudar a conservar y potenciar la masa muscular, a mantener activo el metabolismo (evitando la acumulación de grasas) o a mejorar el rendimiento y la concentración, entre otras tantas virtudes. Pero, ¿cuál es el mejor para mí?

Si bien es cierto que es mejor devorar una pizza antes que unos cereales a primera hora de la mañana, lo más recomendable es decantarse por alimentos más saludables y naturales que, además de saciar el hambre matutino, favorezcan el consumo de vitaminas, proteínas, azúcares naturales y fibra. Así, lo más habitual en los desayunos de las personas que buscan cuidarse es que incluyan un tazón de leche (ya sea con café o con cacao en polvo), una tostada de pan integral, algo de fruta de temporada y, quizás, una onza de chocolate negro, alimento al que le atribuyen la cualidad de potenciar la función cerebral, entro otras. Sin embargo, gracias a un estudio de la prestigiosa universidad estadounidense de Harvard, ya disponemos de la fórmula definitiva del desayuno perfecto (o eso aseguran sus investigadores).

Así es el desayuno ideal, según Harvard

Frutas, vegetales, cereales integrales no procesados, proteínas y grasas saludables. Según la investigación de Harvard, estos son los alimentos que nunca deben faltar en la primera comida del día, si queremos hacerla bien. Para facilitar su explicación, han ejemplificado su estudio con una receta que, en opinión de los expertos, aúna todos los requisitos de un buen desayuno: un bol de yogur bajo en grasas y sin azúcar mezclado con fruta congelada (con predominio de los frutos rojos) y nueces. ¿Serías capaz de tomarlo a diario o prefieres seguir formando parte del 80% de españoles que prescinde del desayuno?

Etiquetas
Comentarios