Despliega el menú
Gastronomía

Gastronomía

Un concurso de patatas especial (y espacial)

Kiko Martins y Silvia Mañas son los ganadores del certamen La Patata Marciana, que busca probar cómo deberemos cocinar en Marte

Kiko Martins explica su creación ante el jurado.
Kiko Martins explica su creación ante el jurado.
Oliver Duch

En la película 'The Martian', Matt Damon consiguió sobrevivir durante meses en Marte gracias a un alimento presente en todas las casas: la patata. Y su idea no está alejada de lo que la NASA prevé realizar en un futuro, cuando desplacemos humanos al Planeta Rojo. En sus pruebas, realizadas en un simulador de las extremas condiciones de la superficie marciana, la patata es el alimento que mejor se adapta.

Ante esta misión futura, es necesario empezar a planear cómo alimentar a los astronautas, defiende Carlos Acirón, presidente de la fundación Albireo Cultura Científica. Por ello han organizado el concurso La Patata Marciana, en el que aficionados y chefs han competido este lunes en Zaragoza por elaborar la receta que mejor una calidad gastronómica y precisión científica. Entre los parámetros que se les requiere a estas recetas de patatas están que su consumo de energía sea bajo, la prohibición de plásticos, que no genere muchos residuos o que el peso sea lo más reducido posible. "Sacar un solo kilo al espacio cuesta 800.000 euros", pone como ejemplo Acirón para dar cuenta de las dificultades del proyecto.

El concurso, que se ha desarrollado en La Zarola (Calle San Miguel, 35, Zaragoza), lo han ganado Kiko Martins, en la categoría profesional, y Silvia Mañas, en la 'amateur'. El primero, con una bola de batata con chorizo seco en polvo y aceituna deshidratada, mientras que Silvia, de 15 años, ha optado por unas patatas al horno con bacon. El chef Jesús Almagro también ha obtenido una mención por la calidad gastronómica de su plato.

"Es muy bonito compartir este premio con Silvia", ha declarado Martins tras recibir el galardón, cuya receta buscaba "reducir los ingredientes al mínimo", para hacer más eficaz su transporte. Mañas también ha optado por la sencillez para que su plato "no costara transportarlo". El premio, sin embargo, no se lo esperaba "para nada", ha dicho emocionada.

Para este certamen ha sido necesaria la presencia de dos jurados, uno gastronómico y otro científico. Para el primero se han prestado los chefs de los restaurantes con estrella Michelín de Zaragoza, Diego Millán y Ramces González (CanCook) y Marisa Barberán y David Pérez (La Prensa). En el lado científico estaban Ana Isabel Elduque, catedrática de Química de la Universidad de Zaragoza, Armando Azúa y Eduardo González, investigadores del Centro de Astrobiología, y José Miguel Mas, director del mismo.

Con el concurso, "empiezas a imaginar todo lo que se requiere" para una aventura así, explica Azúa. "El hecho de hervir un huevo ya no es tan fácil" fuera de la Tierra, ejemplifica, añadiendo que varios concursantes sí se han acercado a las condiciones que requeriría cocinar patatas en el espacio. Para Elduque, la idea es "muy original".

Las estrategias de los contendientes han seguido principalmente dos líneas: elaborar alimentos ligeros cuyo transporte sea eficaz y, por otro lado, suponer que las patatas ya se cultivan en Marte y adaptar su preparación a las cocinas de una supuesta base en el planeta.

Etiquetas
Comentarios